jueves, 28 de febrero de 2008

Me han regalado un poema, ... y tres poetas


Un gato de Roses, llamado Átomo de color oro y con estrellas amarillas en el lomo, me ha regalado un poema y tres poetas que desconocía. Quien necesite una explicación, que me pregunte. (Graciñas Átomo)

El poema

../..
Inclinaos, arcángeles, en vuestra sombría morada:
Antes de que existierais y antes de que ningún corazón latiera,
rendida y amable permanecía junto a su trono;
la belleza hizo que el mundo fuera una senda de hierba
para que Ella posara sus pies errantes.

Poema de William BUTLER YEATS en versión de Hernando Valencia Goelkel

Los poetas

Si fueras una ola, serías mi juego favorito ...

Tú - Joan BROSSA
_______________________________
Que tierno es el abrazo, el roce
de su piel, tan suavísima, en la mía.
Que agradable es tener una mujer.
Y qué grato el cansancio placentero
que adormece la sangre dulcemente

José Mariá FONOLLOSA


De William Butler Yeats

Cuando estés vieja
y gris y soñolienta
y cabeceando ante la chimenea, toma este libro,
léelo lentamente y sueña con la suave mirada
y las sombras profundas que antes tenían tus ojos.

Cuántos amaron tus momentos de alegre gracia
y con falso amor o de verdad amaron tu belleza,
pero sólo un hombre amó en ti tu alma peregrina
y amó los sufrimientos de tu cambiante cara.

E inclinada ante las relumbrantes brasas
murmulla, un poco triste, cómo escapó el amor
y anduvo en las cimas de las altas montañas
y entre un montón de estrellas ocultó su rostro.

(Versión de Nicolás Suescún)

Si tan sólo yacieras muerta y fría
Y las luces del oeste se apagaran,
Vendrías aquí e inclinarías tu cabeza,
Y yo reposaría la frente sobre tu pecho
Y tú susurrarías palabras de ternura
Perdonándome, pues ya estás muerta:

No te alzarías ni partirías presurosa,
Aunque tengas voluntad de pájaro errante,
Mas tú sabes que tu pelo está prisionero
En torno al sol, la luna y las estrellas;
Quisiera, amada, que yacieras
En la tierra, bajo hojas de bardana,
Mientras las estrellas, una a una, se apagan.


Y mi conlusión vital ad hoc
(tengo pocas y las menciono mucho, lo sé) :

La belleza, nos redime; el amor, nos salva y la muerte, nos libera.
©Teresa C. B.©

Etiquetas:

miércoles, 27 de febrero de 2008

Proyecto "Fahrenheit 451" como seña de indentidad europea



Direcciones de interés para participar en el proyecto:

Las personas libro.

Fahrenheit 451



El Instituto Cervantes presentó el pasado 22 de noviembre el Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro), una iniciativa inspirada en el célebre libro de Ray Bradbury (1953) y creada con el objetivo final de que Europa declare la lectura como “seña de identidad europea”, según se informó en un comunicado.

El fundador del proyecto, Antonio Rodríguez Menéndez, acompañado por la directora del Cervantes, Carmen Caffarel, depositó en la “Caja de las Letras” del ente español un legado con una carta en la que se aboga por la lectura porque ésta es “un derecho humano”. La iniciativa se presentará en el Parlamento Europeo, la Biblioteca Europea en Roma y la Biblioteca de Sarajevo.

El Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro) busca que, como ocurría en la novela Fahrenheit 451, de Bradbury, la población conozca de memoria algunos libros y los pueda recitar en voz alta. Para ello, desea contar con voluntarios dispuestos a defender la lectura aprendiéndose un libro, o una parte de un libro: unos capítulos, unas páginas, unos versos. Caffarel definió el proyecto como “un homenaje al libro, la literatura, la palabra y el poder de la imaginación”.

Bajo el título “La lectura, derecho humano y seña de identidad europea”, la misiva depositada en la “Caja de las Letras” propone al Parlamento Europeo “que elija libremente la lectura como la seña de identidad de la Europa que queremos hacer entre todos; (...) porque es un bien del que nadie puede prescindir, incluso un derecho humano, aunque no venga escrito expresamente en la Declaración Universal”.

Una “persona libro”, Martín Carril Obiols, recitó de memoria durante treinta minutos el cuento “La biblioteca de Babel”, de Jorge Luis Borges. El CD con la grabación forma parte también del legado donado, al igual que un bote de tinta —como símbolo de la escritura— y unas semillas de manzano, el primer árbol prohibido.

Todo ello se ha guardado en la caja número 451 de la “Caja de las Letras”, situada en la antigua cámara acorazada de la sede central del Cervantes, un lugar que custodia legados secretos donados por los escritores Francisco Ayala, Antonio Gamoneda y Carlos Edmundo de Ory, y por el pintor Antoni Tàpies. Dicha caja se abrirá en el año 2040.

Los organizadores del Proyecto Fahreheit 451 tienen previsto presentar la mencionada carta ante el Parlamento Europeo el 3 de febrero de 2008, en el 540º aniversario de la muerte de Gutenberg, fundador de la imprenta. Una vez conseguido el respaldo del Parlamento Europeo, la presentarán en la Biblioteca Europea, con sede en Roma, el 23 de abril, aniversario de la muerte de Cervantes. Por último, lo harán en la Biblioteca de Sarajevo el 26 de agosto, en el marco de un homenaje a la Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia-Herzegovina, 16 años después de su destrucción.

Etiquetas:

martes, 26 de febrero de 2008

El debate que no se debatió




No sé en qué estaban pensando los asesores políticos y de imagen de ambos candidatos. Esperábamos pasión y espontaneidad, los temas preparados necesariamente de antemano, con sus pertinentes notas sobre las cuestiones a tratar y los gráficos con cifras para cuando se presentara el momento de hablar de ellas.

Se ha controlado demasiado el escenario y a los actores. Mirar a cámara es un disparate, en un debate en se enfrentan dos contendientes no se los presenta como bustos parlantes cual telediario extraordinario, que es lo que hicieron ambos púgiles. Porque eran púgiles que no contendientes, o es lo que parecían en la presentación, los dos con los brazos a lo largo del cuerpo, las manos bajas y las piernas abiertas, postura propia de quien está en guardia e igual a la de los boxeadores cuando los presentan en el cuadrilátero. Ahí los asesores estuvieron de acuerdo. Véase la foto.

Vendieron imagen a un precio muy barato, porque de lo que vimos y escuchamos ayer, estamos empachados por la pasada legislatura. Podían haberse ahorrado tanto gasto de dinero y energías. A mi no me aportó absolutamente nada nuevo. A mi hijo de 23 años lo decepcionó profundamente ¿pero esto es un debate?, me preguntó. Y yo venga a explicarle y a contar batallitas para que, al menos, su espíritu crítico fuese alimentado por los buenos consejos que siempre damos las madres cuando nos dejan.

El moderador, Manuel Campo Vidal, lo hizo genial, pero hay que decir que se lo pusieron fácil, todo pactado, todo medido, todo organizado y controlado hasta el último detalle. No pudo lucirse mucho el pobre. Rajoy estaba guapísimo por cierto, sin forúnculos acebes ni zaplanas, pero luego, esos ojos de coco me recordaron al dedo acusador de Aznar. Zapatero impertérrito la mayor parte del tiempo, pestañeó en algún momento, Rajoy se coloreó fugaces segundos en alguna de las visualizaciones. Me sentí aliviada, aunque la política sea un peñazo en los últimos tiempos y como para el debate congelaron a los candidatos con normas a todo pasto, al menos se vio que no pudieron controlar totalmente sus gestos.

La actitud agresiva de Rajoy, paralela al talante recalcitrante de Zapatero, tan conocido todo, sólo fue alterado brevísima y puntualmente, lo que puso un puntito pasional, que cada cual interpreta a su aire, pero que yo quiero dejar en lo que debería ser la lógica del enfrentamiento dialéctico, que es lo que todos esperábamos. No doy por ofendida mi inteligencia porque lo que se pretendió fue salvaguardar su salvaguardada imagen (¡?¿!). (Forges: elpais.com)
©Teresa C. B.©

Etiquetas: ,

viernes, 22 de febrero de 2008

Bonjour tristesse



Juliet Greco




Depuis qu'on est ensemble
Tu viens chaque matin
Me donner la première caresse
Bonjour tristesse.

Amie qui me ressembles
Tu est le seul miroir
Où je peux contempler ma jeunesse
Bonjour tristesse.

Tu sais le secret de ma peine
Car c'est toi qui l'a bercé
Et s'il le faut que je me souvienne
Tu viens poser ta main sur les miennes
Et toi tu n'oublies jamais
Depuis qu'on est ensemble
Tu es mon seul amour
J'ai trop de faiblesse
Pour te quitter
Bonjour tristesse





La belleza nos redime, el amor nos salva y la muerte nos libera.

La tristeza es un río interior que de vez en cuando sale a la superficie. Hay que dejarlo fluir hasta que vuelva a su cauce natural: el dolor interno de vivir. Ese que nos impulsa cada día a ir hacia adelante y buscar la alegría y el buenhacer, la fantasía, la magia y la serena asunción de lo que se sabe irresoluble.

Eros y Thánatos jugando con nosotros.
Como siempre, los dioses dándonos la tabarra.

©Teresa C. B.©

Etiquetas: , ,

Cómo apoyar el software libre sin ser un activista



Gracias a la magia de La Maga. ©Teresa C. B.©

Por Ramón Corominas

Expongo a continuación algunas formas de apoyar el software libre (o al menos no apoyar al software propietario), que no requieren de programación, ni de conocimientos técnicos o de traducción, ni de compromiso alguno, ni de dinero... Y tampoco de demasiado tiempo:

1. Interésate por el software libre. Nada más simple, simplemente lee algo sobre el tema, aprende de qué va, asimila su existencia e interioriza lo que significa que el código sea abierto y por lo tanto pueda ser mejorado por cualquiera con los conocimientos apropiados.
Respira el espíritu colaborativo y la idea de que se pueden hacer cosas entre todos. No tienes que hacerlo tú, no te preocupes, simplemente piensa en los beneficios que eso supone para todos, y siéntete bien porque hay personas que colaboran activamente para crear una sociedad más justa.


2. Haz notar tu interés a otros. Informa a otras personas sobre la existencia y concepto del software libre. Informa a las instituciones que te proporcionan formación gratuita en software propietario de que también te interesa que lo hagan con los programas de software libre que puedan ser equiparables o al menos con conceptos parecidos. Diles que quieres conocer sus posibilidades. Y si el software propietario supone un coste para ti y el software libre no, exige a esas mismas
instituciones que te den formación en el programa de software libre. Con eso conseguirás varias cosas:

- Ayudar (¿obligar?) a que las instituciones conozcan el software libre y a que lo tengan en cuenta tanto en sus planes formativos como (quizá) en sus planes económicos.

- Ayudar (¿obligar?) a que las instituciones dejen de consentir los monopolios establecidos por el software propietario en la actualidad, alegando que lo pide la mayoría. Exigiendo formación en software libre puedes ayudar a generar en las instituciones la necesidad de un cambio en sus políticas.

- Mejorar la calidad de la formación para quienes vengan detrás de ti.
Los formadores tendrán más experiencia y sabrán resolver mejor las dudas.

Incentivar el conocimiento del software libre por otros usuarios. Al aumentar las opciones de formación ofrecidas por las propias instituciones, otros usuarios conocerán su existencia. Si las instituciones pueden ofrecer más opciones de formación, lo lógico es que planteen las alternativas a las personas a las que van a formar.

- Mejorar la calidad del propio software libre, al aumentar el conocimiento del mismo y hacer posible detectar antes los fallos de programación, o las mejoras que se pueden introducir.

- Forzar una bajada de precios del software propietario, al aumentar la competencia.

3. Prueba el software libre. No hace falta que programes nada, simplemente pruébalo y decide si es apropiado para ti. Tampoco hace falta que sigas usándolo si no te convence, pero al menos dale una oportunidad. Compara. De esa manera, podrás opinar por experiencia propia y no basándote en lo que opinen los demás, que suelen ser poco
objetivos (tanto si están a favor como en contra). En definitiva, ten criterio propio.


4. Da tu opinión sobre el software libre. Tanto si te convence lo que has probado como si no, explica por qué, qué cosas buenas le ves y qué fallos encuentras, y también qué mejoras te gustaría que tuviera.
Realimenta. Si puedes, ponte en contacto con los desarrolladores y hazles llegar tus críticas o sugerencias... O simplemente tus ánimos.
Para muchos desarrolladores que programan software libre de forma desinteresada, el apoyo de los usuarios puede ser el mejor incentivo y, desde luego, harás que se sientan motivados para seguir desarrollando los programas. La mejor recompensa es saber que "hay alguien ahí" utilizando las aplicaciones.


5. Usa software libre. Si has probado algún programa de software libre que te convence, sigue usándolo y dile a otros que lo usas y por qué.
Dale publicidad. Apasiónate por la idea que hay detrás del desarrollo colaborativo y transmite ese entusiasmo. No sólo lograrás que aumente la motivación de los programadores, también darás un toque de atención a las empresas de software propietario para que mejoren sus productos, y muy probablemente la competencia ayudará a que bajen los precios de los programas comerciales. Ambas fórmulas pueden y deben coexistir. El software libre puede ayudar muchísimo a optimizar la relación
calidad-precio de los programas comerciales.


6. No piratees los programas comerciales. Este es quizá el punto más difícil de entender (y desgraciadamente, de cumplir). Aunque en un principio puede parecer que nos beneficia, usar un programa pirateado ayuda, sobre todo, a mantener la posición predominante de la empresa que fabrica ese programa (aunque éstas, por supuesto, lo negarán).

Por un lado, les permite justificar sus elevados precios y echar balones fuera acusando a otros de ser los culpables de sus propias políticas de precios, argumentando que la piratería supone un "robo" (para mí esto es una falacia, porque por definición el robo supone una reducción de stocks del producto que aquí no se da).

Por otro lado, extender el uso de programas pirateados ayuda a convertir a estos programas en "estándares de facto", lo que a la larga no hace sino garantizar el monopolio. Todos sabemos que gran parte del éxito de los productos de Microsoft se basa en su facilidad para ser pirateado, no en su calidad intrínseca. Si quieres que haya más opciones, o simplemente que bajen los precios de los programas comerciales
existentes para no tener que piratearlos, lo mejor es empezar por no piratearlos.

Además, como hemos visto, algunos cracks pueden suponer otros riesgos para la seguridad del sistema.


7. Y si no te parece aceptable ninguna de estas opciones... Si después de todo ninguna de esas posibilidades es buena o válida para ti, NO TE QUEJES -o no demasiado-. Puedes no estar interesado en el software libre, o no estar interesado en difundirlo; puedes no tener tiempo o ganas de probarlo, o no tener tiempo o ganas de comentarlo, o no usarlo porque no te convence; puedes incluso hacer algo ilícito (que no ilegal) y usar un programa pirateado. Pero, desde luego, si no estás dispuesto a
hacer nada por cambiar la situación, indirectamente la estás fomentando,
y habrá que suponer que estás conforme con ella.

Y el tiempo que pierdes quejándote podrías estar empleándolo en hacer algo constructivo para que la situación cambie.

Etiquetas:

domingo, 17 de febrero de 2008

La herida absurda de la vida


La Ultima curda

Compuesto en 1956
Letra de Cátulo Castillo
Música de Aníbal Carmelo Troilo



Lastima, bandoneón,
mi corazón...
tu ronca maldición maleva.
Tu lágrima de ron me lleva
hasta el hondo, bajo fondo,
donde el barro se subleva...
Ya sé... no me digas... Tenés razón!...
la vida es una herida absurda,
y es todo, todo, tan fugaz,
que es una curda
- nada más!-
mi confesión!...

Contame tu condena,
decime tu fracaso,
¿no ves la pena
que me ha herido?...

Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo
del olvido...
Ya sé que me haces daño!...
Yo sé que te lastimo
llorando mi sermón de vino!...
Pero es el viejo amor
que tiembla, bandoneón,
y busca en un licor que aturda
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón
al corazón!...

Un poco de recuerdo
y sinsabor
gotea tu rezongo lerdo.
Marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda
al volcar la ultima curda...
Cerrame el ventanal,
que arrastra el sol
su lento caracol de sueño...
¿no ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris, tras el alcohol?


Y todo a propósito de un artículo que me envió JC titulado ¿Por qué mataron a Robert Brasillach? de Roberto Bardini. Publicado en elmanifiesto.com y referenciado en varios sitios de la red, cuyo final dice:

"Uno de los versos del tango "La última curda" (letra de Cátulo Castillo y música de Aníbal Troilo, 1956) dice que "la vida es una herida absurda". Buen epitafio para este filósofo, dramaturgo y poeta cuyo "crimen" –literalmente imperdonable- fue pensar diferente".

Etiquetas: , , ,

Pregunta típica de nuevo usuario de Linux: ¿Qué antivirus?


Es cierto. Basta darse una vuelta por cualquier foro donde recalen nuevos usuarios de Linux para darse cuenta de que se trata de una pregunta recurrente.

Y es lógico. Los usuarios de Windows están mentalizados del alto riesgo que corren y tienden a vigilar su antivirus con tanta atención como la enfermera de una UCI vigila los monitores de sus pacientes críticos. Por eso, cuando llegan a Linux, se sienten "desnudos" y vulnerables.

De estas cosas trata un ameno artículo que hoy mismo publica Linux.com...

Su autor considera que los usuarios de Windows pagan una especie de "impuesto" por su seguridad, ya que las empresas se encargan de explotar en su publicidad el miedo a la inseguridad que atenaza a los usuarios de Windows, y la paranoia que cada nuevo ejemplar de malware afianza y refuerza.

En ese sentido, la llegada a Linux representa toda una liberación, por cuanto en ese sistema esa tasa añadida es innecesaria, debido a su eficiente sistema de permisos:

Los permisos en Linux son universales. Cubren tres cosas que pueden hacerse con ficheros: leer, escribir y ejecutar. Y no sólo eso, sino que vienen en tres niveles: para el usuario root, para el usuario común logueado y para el resto del mundo. Típicamente, el software que puede impactar en el sistema como un todo requiere privilegios de root para ejecutarse.

La situación es bien diferente en Windows:

Microsoft diseñó Windows para permitir a los de fuera ejecutar software en su sistema. La empresa justifica ese diseño diciendo que enriquece la experiencia del usuario el hecho de que un sitio web pueda realizar acciones "guay" en su escritorio. Debería quedar claro que la única gente enriquecida por esa decisión de diseño es la que gana dinero proporcionando seguridad adicional o reparando los daños que provoca en el sistema.

Continúa el autor diciendo:

Algunos programas maliciosos requieren que se abra un adjunto. Otros ni siquiera necesitan que el usuario cometa ese error. Por las buenas o por las malas, el malware en Windows a menudo es ejecutado, infectando primero el sistema local y propagándose después a otros. Qué horrorosa vecindad. Me alegro de no vivir ahí.

En Linux existe protección incorporada contra esa tropa. Los ficheros recién descargados desde su programa de correo o navegador web no reciben privilegios de ejecución. Renombrar los ejecutables tampoco sirve, porque Linux y sus aplicaciones no dependen de las extensiones de los ficheros para identificar sus propiedades, de modo que no pueden ejecutar malware inadvertidamente mientras se interactúa con él.

En definitiva:

Por eso han elegido Linux, para liberarse de pagar una tasa de seguridad por protegerlos del malware, u otra posterior para que su sistema sea esterilizado tras haber sido infectado.

El autor, no obstante, también recomienda precaución a los usuarios de Linux:

Los usuarios de Linux, como los de cualquier sistema operativo, deben siempre ser conscientes de los temas de seguridad. Deben actuar con inteligencia para mantener sus sistemas seguros. No deberían ejecutar con privilegios de root programas que no los necesiten, y deberían aplicar regularmente parches de seguridad.

La respuesta de Miquel, (profesional del ramo):

... en Windows, y sobre todo en la última versión llamada Vista, el tema de usuarios es muy similar al del sistema Linux. Desde Windows 2000 se pueden abrir usuarios con diferentes niveles de permisos, ya estén dentro de un dominio donde la seguridad de contraseñas suele ser mayor, al limitar el número de días de validez, como si se abren a nivel local del propio sistema. Por comodidad o desconocimiento estas características no siempre se usan, pero lo que mas marca su no utilización completa es los instaladores de soft que en su mayoría no son capaces de controlar con qué tipo de usuario se esta trabajando, de si es una instalación para todos los usuarios del ordenador, o solo para el que esta logeado en aquel momento. Si este proceso funciona correctamente, lo que sucede es que pide el usuario administrador y contraseña del mismo cuando detecta que el usuario no tiene permisos de administración.

Con referencia a la seguridad de Linux, no deja de ser un mito, lo que si hay que reconocer es que no queda de sobremanera afectado por el tema de los virus comunes. Pero el tratamiento de puertos TCP/IP es el mismo que en el otro sistema ya que el protocolo es común, y cuando se habla de inseguridad en los puertos se está hablando del TCP/IP. Ninguno de los dos sistemas queda libre de la inseguridad de los programas maliciosos de Java, el comportamiento del runtime es similar en ambos. La programación en Java es hoy por hoy la que se está utilizando en la mayoría de web’s de gestión y eso hay que tenerlo en cuenta. Es mas, yo diría que queda mas claro el manejo de la cache del Java en un sistema Windows que en un sistema Linux, cito esto ya que todo el soft malicioso programado en este lenguaje se descarga dentro de esta cache antes de ser ejecutado por el runtime del mismo.

Etiquetas: ,

sábado, 16 de febrero de 2008

Me han regalado una lámpara


Minimalismo de esfuerzos (Para Volvoreta)
Juanjo Albors

En esta época, en que toca ahorrar energía, deberíamos usar las fuerzas naturales para realizar trabajos. Esta lámpara es una pequeña contribución a tal idea, usando la tan conocida, y en ocasiones tan temida, fuerza de la gravedad.

Estas recomendaciones son insistentemente fijadas en nuestras mentes por las autoridades competentes para que acompañen a la profusión de sentimientos de culpa que ya las habitan (gasto desmesurado de agua en nuestros hogares, hambre en el mundo, guerras sin fin, los indios de América, los tercios de Flandes, etc) como táctica de distracción y evitar que estas mismas pobres mentes se planteen por qué estas recomendaciones no son cumplidas, con infinita mayor incidencia en el resultado,por los gobiernos respectivos.

La lámpara no ahorra ninguna energía que es lo que realmente cuenta (cuenta con una bombilla, como todas). Sólo ahorra esfuerzos. De ahí el título.Este diseño lo creé para aprovechar, en mi mesa de trabajo, viejas lámparas y, en realidad, no es una lámpara, es un soporte. Puede dársele una imagen más moderna cambiando el modelo de luz. Es un diseño “abierto” en este sentido.

Una varilla de acero. Un apoyo no fijado en la mesa (sólo apoyado). Una lámpara cualquiera (excluídas las grandes lámparas de lágrimas).

Una unión lámpara-varilla mediante mudo marinero (preferiblemente “as de guía”) o un simple nudo que permita el deslizamiento horizontal de la lámpara.Un peso cualquiera en la parte inferior de la varilla (un disco de hierro en este caso) que haga de contrapeso de la lámpara.

El cable eléctrico sigue su camino hacia la toma de corriente, la varilla aposentada en la mesa. Sin fijaciones, sin pinzas, sin restricciones. Cada uno cumpliendo su misión y ayudándose mutuamente, sin agobios.
Puede adoptar fácilmente todas las posiciones y giros que se desee por todo el borde de la mesa. La luz puede moverse horizontalmente deslizando el nudo. Puede bajarse más o menos actuando en el nudo.

Fue seleccionada en 1980 por el ADI FAD en el capítulo “Disueño” para diseños no comercializados.
volvoreta_tcb dijo:
/.../ ... me alegra tu regalo, graciñas. Por venir de ti, porque es excepcional, extravagante y un "chis snob", o si lo prefieres, con estiloclase. También porque es minimalista y práctico, porque ya sé dónde y como voy a colocarla: He encontrado mil formas, mil pantallas, mil enrosques de cable (con lazadas, adornos personales y nudos marineros incluídos), mil lugares donde ponerla y sugerencias para disfrutarla. Pero sobre todo, porque tengo donde mecerme cual trapecista o cantar un cuplé, un cable para saltar a la comba y un lugar donde pinchar un poema, un despropósito o una receta de cocina. Gracias, de corazón, la sorpresa me ha sorprendido mucho porque no esperaba que al sorprenderme la sorpresa fuera tan sorpresiva y sugerente. Por una vez, y sin que sirva de precedente, moitos bicos e apertas, artista.
Poema de luzHomenaje de Juanjo Albors a Ingo Maurer, poeta de la luz.

Etiquetas: ,

miércoles, 13 de febrero de 2008

Mujeres de su tiempo en el tiempo


Hoy, La maga, me ha traído hasta aquí. Un interesante artículo sobre las mujeres de un tiempo que todavía es el suyonuestro. A continuación, una respuesta de altura. Graciñas, Soledad.





Hijas del Rock and Roll

Leonor Taboada



No nacieron con el charlestón, ni con minué, ni con la polca, ni con la jota, ni con el jazz. Nacieron con el rock and roll. Llevan desde la cuna un virus en la sangre que, por lo visto, no tiene cura.

Hicieron lo que ni sus madres, ni sus abuelas, ni sus tatarabuelas se atrevieron a imaginar. Dijeron no. Pensaron. Probaron todo lo que pudieron probar. Hicieron lo que pudieron, cuando pudieron y con quien encontraron. Para ello, sólo tuvieron que pulverizar el sentido de la vida de sus madres. Hubo que matar a mamá. Generación de huérfanas colectivas de madre. Madre que enseñaba a obedecer, madre que se encerraba entre muros, madre que temía reconocer que el mundo es ancho y podría no ser ajeno. Madre de qué dirán, reina del ten cuidado, soberana de la resignación hada de la negación, guardiana de la castración. Pobres, sufridas madres de ayer.

Las hijas del rock and roll tomaron la calle. Tomaron la noche. Extrajeron sus cuerpos de la caja negra para su uso personal. Se escapaban por la ventana dejando un bulto en la cama para irse, como locas, a bailar. Tuvieron novios sin que las acompañara la tía. Practicaron el toqueteo y lo hicieron completo por primera vez en el asiento trasero de un coche, o debajo de un pino, o en cualquier alojamiento fugaz.

Y tuvieron novios. Y tuvieron amantes. Y tuvieron maridos. Y tuvieron adulterios. Y tuvieron hijos. Y tuvieron abortos. Y tuvieron carreras. Y tuvieron trabajos. Y tuvieron dinero. Y tuvieron leyes y tuvieron amigas.

¿Son felices las hijas del rock and roll? Difícil cuestión. Se las ve muy guapas, muy atentas a su look. Muchas estudian o diseñan. Algunas, hasta mandan. Cualquiera diría que pueden con todo, pero el fantasma de la soledad tiembla en la noche y planea sobre el futuro. Porque más allá de los logros personales, de la autonomía fieramente ganada, está la profunda necesidad de compartir el mundo emocional con otros.

A estos niveles, las hijas del rock and roll lo tienen duro. Mujeres que lo han inventado todo por falta de referencia materna válida, no pueden inventarse las claves básicas para conseguir, un equilibrado desarrollo emocional con alguien que está en un proceso diferente.

Según Shere Hite en Las mujeres y el amor y según lo que se ve por el mundo si se sabe mirar, algunas mujeres se decantan por las relaciones exclusivas con mujeres, otras ponen en práctica la bisexualidad, o sea, el caiga quien caiga con tal de que me caiga bien, y las otras siguen en la brecha de intentar relacionarse exclusivamente con hombres. Analicemos entonces con qué hombres se encuentran estas últimas cuando salen al mercado de los sentimientos. Lo primero que una mujer que quiere ligar encuentra por la noche, por los bares y terrazas, en los estrenos e inauguraciones, es un mogollón de gays adorables. En algunas comunidades autónomas y en algunos municipios en particular los números cantan.

Con los hombres de la misma generación o mayores que ellas el análisis no falla: son los hijos de las madres los que no han sentido la necesidad de romper con ellas. Los que aún continúan pensando, sintiendo y necesitando la seguridad de un pecho tibio y generoso, la certeza del amor incondicional, la garantía de la protección que lava, plancha, cocina caliente o abrillanta sin pedir nada a cambio, sin coartar libertad, sin competir, sin preguntar.

Es difícil, ciertamente, cambiar a estos hombres. Se les pide mucho, se les concede demasiado, no llenan nada. Las hijas del rock and roll han crecido junto a estos hombres. Han sido primero sus novias, luego sus mujeres y luego sus ex mujeres. Generalmente, han huido de ellos después de unos cuantos años de convivencia cuando se toparon con la evidencia de que ellos impedían un cambio en la forma de entender las relaciones de la pareja. Vieron a los hombres de su generación quedarse en la estacada, apresados en sus tics patriarcales, viviendo más hacia fuera, hacia el logro y la apariencia, que hacía los cambios de esquema.

De ellos, los que han conseguido un puesto entre los modelos sociales del presente, pasean jovencitas con status de amantes o futuras esposas que reafirman su eterna necesidad de reafirmación ante otros hombres. Pechos tiesos que no han dado de mamar, culos que aún no han bajado del pedestal, sentimientos sin estrenar , sueños de pigmaliones que con el cuento de que la arruga es bella libran su desesperada batalla por ganarle al tiempo, por crear una mujer domesticable, a la medida de lo conocido, de lo no temible, de lo controlable. A estos hombres, mejor perderlos que encontrarlos. Están muy bien en manos de las jovencitas de hoy que pronto descubrirán que él es quien es y que ella no quiere ser quien él quiere que sea.

Excluidos estos hombres, la vida sexual y afectiva de las hijas del rock and roll se alimenta de amores y amoríos con hombres más jóvenes que ellas. Les gusta más el rock and roll, reconocen su mala educación e intentan acceder a un mundo de relaciones que reafirme más semejanzas que diferencias. También en estos casos hay problemas generacionales serios, sobre todo porque ellos están en edad de desear hijos cuando las mujeres ya han tenido los que quisieron y los que no quisieron.

Es evidente que las cosas están mal porque hay un desfase histórico entre los hombres y mujeres que reclaman una mujer que tiende a desaparecer y las mujeres que buscan un hombre que no existe todavía.

Es posible que las cosas sean más fáciles un poco más adelante cuando los hijos de las hijas del rock and roll cojan el reemplazo. Estos serán los primeros hombres que hayan vivido en carne propia una imagen de mujer distinta, los que habrán roto con la imagen tradicional de madre simplemente porque ellas no la han representado. Estos hombres sabrán que las mujeres son capaces de casi cualquier cosa por salvar la dignidad y la libertad. Aunque sea a costa de cierto desequilibrio emocional.

El tema está en el aire. El aire huele a amores no correspondidos. A desamor. A ganas de amar. Demasiada distancia entre los sexos, demasiada abstinencia forzosa, demasiada libido sin consumar. La olla está bullendo. Es de suponer que es ineludible que los hombres se reciclen bastante para poder amarlos y sentirnos amadas por ellos. ¡O siempre queda el recurso de esperar hasta que los hijos de las amigas crezcan!


Y aquí, me remito a la acotación de Sole de la respuesta a Los hijos de las hijas del Rock and Roll:


“Los hijos de las hijas del rock and roll no sabemos con qué cara mirar a las jovencitas de nuestra edad que empiezan a darse cuenta de que ,o cambian este mundo o lo tienen claro. "Ellas" empiezan a debatir todo lo que nuestras madres ya debatieron hace mucho tiempo, y nosotros no lo hemos tenido que descubrir; lo llevamos dentro desde la cuna. Lo que mis amigas empiezan a debatir es lo que mis madres debatieron, concluyeron y practicaron cuando yo era pequeño.Todo "eso", más que mi fundamento ideológico es mi aprendizaje, mi infancia y el conglomerado de vivencias que hacen que yo sea el que soy, y de la forma que soy. A veces también tenemos cierto enganche ideológico con nuestras madres. Ese enganche, a veces, no nos permite aceptar a las mujeres de nuestra edad a las primeras de cambio. No nos llenan. Nos encontramos con la eterna contradicción de que, desde la perspectiva de un hombre, no nos llena una mujer que no está dispuesta a luchar contra el poder que los hombres ejercemos sobre ella; en definitiva, sobre nuestro poder.Quizás porque el mundo es más grande que la relación que podamos establecer con ella. Desde pequeñitos aprendimos que la lucha de las mujeres la tenían que hacer las propias mujeres, igual que la de los negros, los propios negros. En este submundo de sentimientos y perspectivas de vida tan diferentes(en función de como viven el resto de los/as jóvenes , los cuales cada dia son más fachas) buscamos y seguimos buscando a nuestro hijo/a de las hijas del rock and roll particular. Cuando algo asi sucede, de repente es como si nos recorriera una corriente por dentro, como si nos encontráramos dos marcianos en un mundo de humanos. Y solemos sentir una profunda solidaridad y mucho cariño el uno/a por el/la otro/a. Solemos meternos en la cama rápidamente, como si el tiempo apremiara, y, si no nos enganchamos, habitualmente forjamos una buena amistad. Como si sobraran las palabras porque nos entendemos perfectamente con el lenguaje del subconsciente.Está todo dicho, lo han dicho muchos años antes las referencias maternas que ambos hemos recibido”.

Etiquetas: ,

martes, 12 de febrero de 2008

Pienso mesa y digo silla



Pienso mesa y digo silla,
Compro pan y me lo dejo,
Lo que aprendo se me olvida,
Lo que pasa es que te quiero.

La trilla lo dice todo;
Y el mendigo en el alero,
El pez vuela por la sala
El toro sopla en el ruedo.

Entre Santander y Asturias
Pasa un río, pasa un ciervo,
Pasa un rebaño de santas,
Pasa un peso.

Entre mi sangre y el llanto
Hay un puente muy pequeño,
Y por él no pasa nada,
Lo que pasa es que te quiero.

Gloria Fuertes

JC siempre atina. Un minimalesmo poético para un cariño minimalmax. ©Teresa C. B.©

Etiquetas:

La ruta entre Ferrol y A Coruña contará con servicio de Internet gratuito

foto puente de las pias



Galicia estrena su primera red de autobuses interurbanos con conexión Wifi
EFE - Ferrol - 12/02/2008 - elpais.com

Los trayectos interurbanos en autobús entre A Coruña y Ferrol o viceversa no volverán a ser lo mismo desde la incorporación de dos vehículos que permiten a sus usuarios disfrutar de conexión Wifi a Internet. La compañía de transportes Arriva considera que esta iniciativa es novedosa al combinar las ventajas del transporte público con la oportunidad de navegar por la red de forma gratuita en cada viaje. Se trata de una iniciativa, que Arriva ha bautizado con el lema Conéctate con la que pretende dinamizar el transporte público con nuevos servicios para captar pasajeros ofreciendo la posibilidad de rentabilizar el tiempo del viaje para estudiar, trabajar o simplemente entretenerse navegando en la red en un trayecto de 60 kilómetros y 45 minutos, que separan A Coruña y Ferrol.

Los responsables de la compañía inglesa explicaron durante una demostración que se realizó en la estación de autobuses de Ferrol, las posibilidades de esta iniciativa que combina transporte público y acceso a la Red, que se destinarán dos autobuses de 70 plazas, rotulados con el lema de la campaña.

La ruta entre Ferrol y A Coruña, con enlaces cada hora, tiene una media de 20.000 usuarios mensuales, según los datos de la empresa. Lo frecuentan, fundamentalmente, estudiantes universitarios de Ferrol que acuden a diario al campus de A Coruña y viceversa, y trabajadores de la Administración pública.

"Debemos ofrecer a los ciudadanos medios alternativos al automóvil que les resulten sugerentes y atractivos", asegura director de Desarrollo de Arriva, Javier Gilda. A los potenciales usuarios del servicio, los jóvenes universitarios, la iniciativa les ha pillado por sorpresa: "No lo sabía, pero me parece genial" dice Vanesa, estudiante de Educación Infantil en el campus de Elviña. "Antes iba durmiendo, casi siempre, de puro aburrimiento, ahora podría traer el portátil y jugar, o puede que acabar los deberes por el camino".


La joven universitaria que da su opinión es hija de su tiempo, o quizá, pillada por sorpresa, no le dió tiempo a reflexionar. Si se piensa un poco, dormir en el bus no es una actividad nada despreciable, teniendo en cuenta que se descansa. Acabar los deberes por el camino, tampoco parece algo insufrible o innecesario. Aburrirse, eso si que es terrible, teniendo en cuenta que hay libros, mp3,s, radio y periódicos. En cualquier caso, es una buena iniciativa puesto que para los estudiantes la red es una fuente de información y formación que crece en importancia día a día. Y como herramienta de ocio mucho más. ©Teresa C. B.©

Etiquetas: , ,

viernes, 8 de febrero de 2008

Gregorio Baudot: La Sociedad Artística Ferrolana rendirá homenaje a la memoria de ...


lavozdegalicia.es



La Sociedad Artística Ferrolana (SAF), que preside Ricardo Díaz-Casteleiro Romero, está preparando un homenaje a la memoria del compositor Gregorio Baudot, en el que rendirá tributo a la memoria de quien la propia entidad califica de «insigne maestro» de la música del que fuera director de la Banda de Música del Tercio Norte de Infantería de Marina.

Por otra parte, la SAF también tiene ahora, entre sus proyectos más inmediatos, abrir el día 29 una nueva edición de la muestra La mujer en la pintura . Al mismo tiempo, aunque en este caso ya de cara a la próxima primavera, también prepara una muestra pictórica sobre El gaiteiro en el arte -en este caso, en abril y con la colaboración del Real Coro Toxos e Froles-, y para el mes de mayo una exposición dedicada a la influencia que en el mundo de las artes plásticas ha tenido otra arte más: la gastronomía.

Me lo envió A.L., y aquí queda para información de propios y extraños. ©Teresa C. B.©

Etiquetas:

"La soledad"


De Jaime Rosales, ha vuelto a re-estrenarse con las mismas 30 copias del mes de junio del año pasado, por haber obtenido, inesperadamente, tres premiso Goya: A la mejor película, al mejor director y al mejor actor revelación (José Luis Torrijo).

Es su segunda película y está protagonizada por caras nada conocidas que, aunque en su mayoría son mujeres, cumple la ley de paridad, al menos en número. El punto de vista predominante es femenino, desde luego, pero también se esboza algún instante de protagonismo de las soledades masculinas.

No hay música, no es de acción, ni tiene un vestuario o ambientación excepcional, y casi ni tiene guión y diálogos. La puesta en escena es muy sencilla y para ver la película es ineludible entrar a formar parte de ella. (A unos veinte minutos de empezar, un espectador que estaba delante de mí, se levantó, y con un discreto bufido:¡Uf qué rollo!, se marchó por donde había venido).

No es total y absolutamente mente un drama. Es la rutina de la vida cotidiana y sus vitales sorpresas y decisiones. Y, como no, la soledad. Soledad de esa que todos sabemos forma parte de nuestras vidas y que apenas es perceptible en el otro y es, la propia, imperceptible para los demás.

La soledad se aprecia espesa en las habitaciones que los personajes dejan vacías tras su paso o antes de entrar en ellas. Esta impresión la transmite con genialidad por la forma en que ha tratado la imagen que vemos pantalla: A tempo lento, y de vez en cuando, la divide verticalmente en dos planos -como un continuum del hilo del film: un libro que a su vez tiene capítulos y epílogo- que a su vez presentan diferentes planos de los personajes conversando o la acción, de tal forma que la cotidianidad adquiere un transcurrir a tiempo real que nos introduce de lleno en ella.

La música es el ruido silencioso de lo cotidiano que se hace muy patente en el canto de los gorriones y su silencio tras una explosión. El vestuario es oportuno y perfila la idiosincrasia de los personajes. Los escenarios parecen sutilmente escogidos, los encuadres enfocados tanto hacia la expresión de la soledad como hacia la sugerencia de los acontecimientos que hilvanan el día a día rutinario hasta que explota la tragedia, de esa que nos apisona sin destruirnos pero hace patente nuestra pequeñez ante la inmensidad de lo jamás antes conocido.

Su estructura narrativa es clásica por ser absolutamente coherente y temporal, pero también se sale de los cánones clásicos por la estructura plástica audiovisual –experimental, dicen- que da a luz buena parte de lo que pretende expresar: la soledad personal que todo lo invade ante la impotencia de lo inexorable.

Jaime Rosales, comentarios y entrevista



La soledad de Jaime Rosales, trailer


Entrevista al director en 20minutos.es
Ficha técnica
Comentarios: filmaffinity; la butaca; abc.es; público; la opinión; ine.es;

Etiquetas:

Los inteligentes crearon el mundo (pero...)



Eureka

No cometeré el error de mejorarlo inmejorable. Las opiniones de Pino Aprile, sintetizadas en un artículo y un diálogo que abajo reproduzco. al fondo, muy recomendabilísimo enlace relacionado, sobre Carlo M. Cipolla. Aprovecho para especificar, de tan amable soy, que el apellido de mi ilustre colega significa Cebolla.

El periodista y escritor italiano Pino Aprile ha presentado el libro Elogio del imbécil en el que reflexiona sobre el auge de la estupidez humana frente a la inteligencia, que al final terminará por extinguirse.

Elogio del imbécil. El imparable ascenso de la estupidez, responde a preguntas como ¿por qué hay tantos imbéciles en el mundo?, o ¿a qué se debe que el primero en ascender sea, invariablemente, el más idiota de la oficina?.

Aprile, para defender su tesis sobre el final de la inteligencia, señala en clave de ironía que la inteligencia que salvó al ser humano de su extinción ha agotado su función, los inteligentes han construido el mundo, pero quienes lo disfrutan y quienes triunfan en él son los imbéciles.

El libro, que esta prologado en su versión española por Tonino, surgió de una conversación con el premio Nobel (medicina 1973) Konrad Lorenz, a quien entrevistó en su casa de Viena cuando ya era muy anciano, aunque la idea ha estado parada quince años, comentó el escritor.

El autor realiza una serie de reflexiones que se resumen en varias "leyes" la primera sobre el fin de la inteligencia:

  • "El imbécil sobrevive. El genio se extingue".
  • Corolario de la primera ley: "Antes tontos que muertos".
  • Un Principio:" La evolución prefiere a un tonto vivo que a un genio muerto. A cambio de darnos la vida, la evolución nos pide el cerebro".
  • La segunda ley sobre el fin de la inteligencia de Aprile, es "El hombre moderno vive para volverse tonto",
  • la tercera "La inteligencia actúa en beneficio de la estupidez y contribuye a su expansión",
  • la cuarta "La imbecilidad solo puede aumentar"
  • la quinta "La unión no hace la fuerza sino la imbecilidad".

La inteligencia esta destinada a acabarse porque es una facultad provisional, completamente instrumental en la aventura de la especie y no siempre necesaria y por tanto obsoleta, argumentó el escritor. Aprile dijo que vivimos en un momento de ascenso de la estupidez, ser imbécil triunfa, es lo que conviene, vence porque es cómoda, la inteligencia crea problemas, preguntas, cuestiones.

El ascenso de la estupidez nos lleva a la comodidad y a la ferocidad, porque una característica de la estupidez es la violencia. "El estúpido cuando no tiene argumentos grita, a veces levanta las manos y si tiene poder destruye a todos los que hacen preguntas, el poder tiene miedo a la inteligencia", añadió.

Ya ven cómo se va poniendo el patio. Sea usted tonto, llegará lejos.

Me lo envio JC, en el enlace está la entrevista que se menciona. ©Teresa C. B.©

Etiquetas:

María, Marioliña


Everybody's Free to Wear Sunscreen! (Versión original)



Baz Luhrmann - Everybody's Free





Madrinnnnna!!!
He encontrado un video muy bueno, un poquito de "filosofia moderna", basado en un articulo publicado por una columnista en el Chicago Tribune en los 90.
Lo escuche en la banda sonora de Romeo y Julieta y no me canso de el.
Te mando el link para que si quieres lo cuelgues en tu blog.
Hay dos versiones, la primera, con subtitulos en portugues que mas o menos se entienden:
http://www.youtube.com/watch?v=xfq_A8nXMsQ

Y la segunda, mas corta y sin subtitulos, pero si quieres te lo traduzco
http://www.youtube.com/watch?v=zXBDfF2poSo

Pense que te gustaria y no queria poner todo esto en un comentario en tu omoH sapiens..
Muchos besoooooooooosssssssss
TQM x x x x
Quiero ponerlo y esta TODO expuesto. El segundo videoclip no lo entiendo, tienes razón, Marioliña, pero si las imágenes dicen que valen lo que mil palabras, estas son una muestra de ello, así que las entiendo.

Quérote ahijadiña.

Deseo que la nueva singladura que vas a emprender a tan hermosa edad, sea otra de tus aventuras de vivir que tan bien han contribuído a hacer de tí la bellísima persona, hija, sobrina, amiga y ahijada que eres.

Etiquetas: ,

jueves, 7 de febrero de 2008

Eduardo Bonugli



Crisis Financiera Mundial
UN TRISTE DESPERTAR

Eduardo Bonugli - Madrid, 29 de enero del 2008

Lúcido y esclarecedor artículo del Periodista Argentino residente en Madrid, Eduardo BONUGLI, sobre la Crisis Financiera Global y como esta afecta a Europa y España en particular.

SE CUMPLIÓ el peor de los pronósticos económicos posibles. Y ni siquiera los pocos que lo intuían pueden sentirse algo satisfechos. El panorama que se avecina es negro. El tiempo del euro dulce ha muerto. La Europa supuestamente rica está quebrada.-

NINGUN RESPONSABLE afronta el tema con sinceridad. Todos sacan balones afuera, Los pueblos europeos se mantienen ignorantes, ausentes, lejanos. No quieren escuchar ninguna verdad incómoda. Han sido convencidos durante lustros que su tipo de vida es indestructible. Les han enseñado que estas crisis son para otros continentes, los de segunda clase.-

LOS CENTROS DE PODER están paralizados. No solo porque no saben que hacer, no solo porque no se animan a explicar las causas, sino que además, porque están obligados a esconder las pocas alternativas que quedan. Ahora, deben esperar ha conocer el tamaño del agujero financiero. Están impotentes hasta ver adonde llega la ola y les resulta muy violento reconocer que la orgía financiera es la causa del desastre. Tampoco pueden aceptar públicamente que su único salvavidas está en manos de los superávit de países del tercer mundo.-

LA MENTIRA SIGUE; “es la volatilidad de los mercados” dicen... “es un fin de ciclo y comienzo de otro...” “es un reajuste técnico...” “es un suave aterrizaje...” continúan “es un crisis pasajera de confianza...”. Nadie, absolutamente nadie, habla del quebranto productivo europeo, del abandono de las industrias, de la falta de respuestas a la agresiva expansión asiática, de la preferencia por la timba bursátil en contra de la producción genuina, del incentivo de la especulación y del desprecio al trabajo.-

EL CAPITALISMO SALVAJE reinó a sus anchas en los últimos cuatro lustros. Todo estuvo a su disposición. El bienestar social fue sometido a las urgencias de las cuentas de resultados. La economía dejó de ser un complemento de la democracia y pasó a servir a los caprichos de los mercados; y al fin, su majestad el capital, dejo de ser una herramienta de la inversión productiva y se transformó en un desvalorizado papel de cambio en la gran tómbola globalizada.-

EL ESPECTRO POLÍTICO todo fue cómplice en la maniobra. Desde la derecha a la izquierda, con la tutela de sus soportes mediáticos, todos acompañaron y celebraron cada uno de los asaltos. Primero pusieron en jaque todas las infraestructuras productivas, luego dinamitaron la potencialidad del trabajo y por último convencieron al ciudadano que tenía que ser un inversor. Había llegado la hora de La Bolsa. La época del “capitalismo social”-

FUERON VEINTE AÑOS de cierres de fábricas, con millones de jubilaciones anticipadas y miles de subsidios oficiales para abandono de cultivos, se puso fin a toda explotación del subsuelo, se produjo el achicamiento de las empresas automotrices y la desaparición de casi toda la flota de pesca, y como broche de oro llegó el gran festival de la importación que destruyó el comercio tradicional y las últimas trincheras de producción artesanal. Todo ello acompañado de aperturas de enormes centros comerciales, más la promoción de cualquier tipo de turismo, y la organización de fabulosos eventos deportivos y sociales. Fue el momento de gloria para el integrismo capitalista. El que quería un café en la Plaza de San Marcos de Venecia debía pagar 12 euros. La vieja Europa estaba pletórica de bienestar y desde su pedestal miraba al mundo con orgullo y arrogancia.-

EL UNICO PASAPORTE necesario en esta nueva época de apertura fue la tarjeta de crédito. Cualquier persona que se precie como tal, solo podía ser ciudadano de pleno derecho si tenía su cuenta bancaria y su tarjeta de crédito. De lo contrario no existía, era un marginal. Y así comenzó la dictadura bancaria, nadie podía solicitar su conexión de electricidad, agua, teléfono o gas si no daba su número de cuenta. Estos servicios básicos fueron el gran anzuelo para que los bancos multiplicaran por diez su cantidad de clientes en solo tres años.-

EL DEFICIT DE VIVIENDA, que era un grave problema para sociedad, se transformo en la gran solución de continuidad para este ciclo capitalista. Los bancos y las grandes empresas necesitaban rentabilizar el capital ocioso que disponían de las liquidaciones producidas durante este proceso. El estado, administrador final del destino del suelo acompañó la maniobra y fue cómplice en un proceso donde la mayoría de la población endeudó el 60% del salario de sus próximos 35 años. Las propiedades subieron a un ritmo del 30 % anual, Se vendían barrios enteros cuando solo existían en planos y bajo la amenaza de un aumento semanal de precios. El cliente daba una señal del 20 % del valor, los constructores pedían al banco otro 15% de préstamo y con ello construían la vivienda. A la firma de la escritura, el comprador firmaba una hipoteca por 40 años con tipo de interés variable. El estado ganaba un 15% a la hora de autorizar el terreno de construcción más un 6% a la firma de escritura más otro 6% cada vez que la vivienda era revendida. Los notarios se llevaban un 2%.-

LA INFLACIÓN ENCUBIERTA hizo que en pocos años las viviendas triplicaran o cuadruplicaran su precio, y como era la hora del consumismo todo el mundo re hipotecaba su casa, con ello compraba coches, hacia obras, se pagaba sus exóticos viajes al exterior y consumía, consumía, consumía. La deuda aumentaba brutalmente pero siempre a la retaguardia del todavía más brutal aumento de la vivienda. Los bancos daban dinero a manos llenas, la gente se endeudaba. Pero siempre con la garantía de la propiedad. Los constructores comenzaron a aparecer en las listas de las personas más ricas del mundo, los municipios tenían dineros para quemarlos durantes las fiestas patronales, la corrupción aumentaba exponencialmente y el crecimiento urbanístico era descontrolado. Entretanto no había producción genuina, la balanza exterior era siempre deficitaria y los déficit exteriores eran gigantes.-

Y LA BURBUJA REVENTÓ cuando el precio del metro cuadrado llegó a 7.000 €. En el 2007 la leche aumentó el 40 %, la carne, el 22, la vivienda el 27, el pan el 80, el combustible el 32. La inflación oficial fue del 4%. Entonces los bancos centrales, que son independientes del estado democrático, rompieron la baraja al aumentar los tipos de intereses. El pánico se desató. Con ello la capacidad del ciudadano llegó al límite. En tres meses se paralizó desde la venta de pisos hasta la compra de caramelos. Y se comenzaron a conocer el verdadero estado del mundo financiero. Las empresas habían entrado a apostar en La Bolsa con los dineros de los bancos. El valor de sus acciones no dependía de sus capacidades productivas sino de su sagacidad a la hora de especular. Entre OPAS e índices de mercado, la actividad se redujo al simple manoseo de la ruleta bursátil. Los bancos comenzaron a quedarse sin capital, exigieron más garantías a sus grandes deudores, restringieron el crédito y se fue acabando la gran noche de la lujuria. Ahora amanece con resaca.-

PERO NADIE RECONOCE el centro del problema. Europa se ha quedado sin reservas productivas. En poco menos de 5 años, su liderazgo en la investigación, único activo real, va a claudicar en manos de Asia. Tiene una población envejecida y muy acomodada. Cincuenta años de relativo bienestar han creado vicios y privilegios muy difíciles de corregir. La conflictividad laborar es un pronóstico muy probable que sumado a la crisis económica puede dar un resultado explosivo. Políticamente está desunida y con intereses desiguales entre sus países miembros.-

EN ESPAÑA es de resaltar la postura política de la izquierda y sus intelectuales “progresistas”. Dicen, justificándose de su complicidad en este proceso, que aunque han abandonado sus principios revolucionarios del siglo pasado, al menos les quedan los resultados del estado del bienestar que goza la población.
Sin embargo esta afirmación también está en cuestión. Cuando un visitante llega a España puede comprobar que, por su infraestructura de carreteras y por su parque automotor, si ha alcanzado cotas del primer mundo. Sin embargo, si se analiza los servicios con que cuenta la sociedad, se puede comprobar que la sanidad pública está quebrada, un paciente ingresado en urgencias de un hospital de Madrid o Barcelona puede sufrir una espera de 72 horas para ser atendido, en una camilla y en un pasillo. La educación tampoco tiene mejor guarismo ya que es uno de los países del mundo civilizado con peores índices de resultados escolares. La justicia es un monstruo burocrático que la hace inaccesible al ciudadano medio y ahora, la crisis económica golpea en general contra toda la población. De ello se puede deducir que ese declamado Estado del Bienestar es otro de los espejismos del capitalismo salvaje, que reflejan en su vistosa fachada apariencias de progreso, pero que en su interior las carencias sociales pueden llegar a ser dramáticas.-


Circula por la red y me lo envió JC. Es otra catástrofe a añadir a la ecológica. De nuevo se extinguirán los dinosaurios, aunque quizá esta vez sea conveniente para la supervivencia de la especie. Vendría bien releer el artículo de Walden Bello "La globalización en retirada" que tiene bastante que ver con esto. ©Teresa C. B.©

Etiquetas: ,

miércoles, 6 de febrero de 2008

Se escribes…


Se escribes unha palabra no ceo,
lembra que eu, dende a terra,
guindarei pétalos de rosa
para axudar no seu letargo…
Letargo sabido polos teus ollos,
adscritos a unha paixón aínda durmida,
nun corazón puro, pero doente…
Doente por mor da dor paternal,
que interrompe o canto melódico
dos rosiñois; e que destrúe o valo de vidro mouro,
único sobrevivente en ti…
A túa palabra é sostida por Anxos,
infectados pola cor da saudade,
que rematan soltándoa para voltar á terra,
e morrer sepulta por auga…
E a auga emite un berro esgazado,
que escoito dende lonxe;
acudindo a ti para bica-lo teu corazón,
a túa alma, a túa agonía…
misturándome co teu mouro ollar;

volvoreta dijo:
Cándido, meu ben, eu non sei que dicir perante tanta fermosura dedicada a min. Meus ollos cheáronse de bágoas e aínda seguen fluíndo. Grazas é pouca cousa pra tanta beleza que non sei se merezco pero que recibo como o mellor dos agasallos que recibin en moito tempo e para toda a eternidade. Bicos e apertas a esgalla. Quérote.
©Teresa C. B.©

Etiquetas: , ,

lunes, 4 de febrero de 2008

"Es faltar a la verdad decir que la Iglesia está perseguida en España"


Entrevista a Josep Mª Soler, Abad de Monserrat

Mª Antonia Iglesias - 27/08/2006 - elpais.com

Tiene fama de hombre prudente, pero no lo es. Porque no hace cálculos interesados ni mide las consecuencias de hablar y nadar contra la corriente de lo que hace y dice la jerarquía católica. Es monje de vocación, no le molesta el cliché de centroderecha, y ama a Cataluña sin complejos. Desde su condición de abad de Montserrat mira a la Iglesia con preocupación y perplejidad. Tiene rostro joven, sentido del humor y una serena actitud ante la vida. Josep M. Soler tiene 60 años.

Pregunta. Como abad de Montserrat ocupa usted un lugar lo suficientemente alejado y cercano como para poder hacer un diagnóstico certero de la situación de la Iglesia católica. ¿Cómo se ven las cosas desde aquí arriba...?

Respuesta. Veo la Iglesia como una realidad llena de vida, todavía, pero de una vida que languidece, sobre todo en Europa. Pese a todo, quiero ser optimista.

P. Quizá la Iglesia languidece. Pero hace mucho ruido. Sobre todo la española, que en los últimos tiempos se ha empeñado en conseguir un notorio protagonismo provocador de confrontaciones constantes con el poder político.

R. En estos últimos dos años se han suscitado problemas que han provocado frecuentes encontronazos que no son buenos para nadie. Pienso que tendríamos que aprender, entre todos, que algunos de esos problemas no están relacionados con la Iglesia. Otros problemas que enfrentan al poder religioso con el político tienen una relación concreta con el ámbito cultural de la tradición en este país; sobre ellos debería producirse un diálogo sin suspicacias. Aquí lo que habría que hacer es eliminar el rechazo o el miedo al otro.

P. Pues lo cierto es que la jerarquía se comporta respecto del poder político como si sólo hubiera motivos para la desconfianza y el sentimiento de agravio. Seguro que usted ha reflexionado sobre cuál puede ser la razón de fondo para que esa actitud de los obispos se haya ido enconando.

R. Sí que he reflexionado sobre este tema, porque me preocupa seriamente. La Conferencia Episcopal debería esforzarse por crear un clima de confianza en el otro lado. Es verdad que existe un sector de esa jerarquía que mantiene una actitud aparentemente uniforme frente al poder político. Pero también es cierto que hay obispos que están convencidos de que la jerarquía católica tendría que tener otro estilo de comportamiento respecto del Gobierno y de la sociedad. Creo que un claro ejemplo de la necesidad de mantener otro talante de mayor delicadeza y tolerancia nos lo dio el nuevo Papa durante su visita a Valencia. Para mí, lo más elocuente fue su advertencia de que él venía a proponer cosas positivas, no a imponer nada y, mucho menos, a condenar nada. Y eso es para mí muy significativo, porque creo que a la Iglesia católica, a su jerarquía, en concreto, le cuesta mucho aceptar que su papel es el de hacer propuestas para ayudar a las personas. Los responsables de la Iglesia en España utilizan un lenguaje demasiado dogmático en lugar de otro que pueda ser comprendido por el otro.

P. ¿Diría que Benedicto XVI decepcionó al sector beligerante de la jerarquía católica?

R. ¡Sin duda que la actitud conciliadora y dialogante del Papa decepcionó al sector más intransigente! Creo que la actitud de beligerancia e intolerancia que mantiene ese sector de la jerarquía es fruto de otros tiempos ya felizmente superados y quizá tenga que ver con un talante más radical, más... mesetario, diría yo.

P. Algo vinculado al talante de la derecha española, ¿no?

R. Pues... sí, que tiene que ver bastante con esa derecha española.

P. Algo que huele a nostalgia del nacionalcatolicismo de los tiempos de la dictadura, por parte de quienes desearían mantener ese omnímodo poder.

R. Sin duda. Pienso que es fácil percibir que un sector de la jerarquía católica tiene nostalgia del nacionalcatolicismo, sobre todo en ciertos círculos de la Conferencia Episcopal y, sin duda, en muchos de sus documentos y en muchas homilías. Y lo cierto es que ese nacionalcatolicismo añorado por ese sector de la jerarquía es algo del pasado. La Iglesia debe aprender a situarse en otro contexto social, y ese contexto, según la Constitución y desde la separación entre la Iglesia y el Estado, se define como un verdadero Estado laico que supone eso: una separación real entre lo que es el Estado y su lógico derecho a promulgar leyes, y lo que es la Iglesia y la misión de la Iglesia, que no tiene esa capacidad legislativa. Eso no quiere decir que la Iglesia deje de decir lo que crea que debe decir en relación con la dimensión trascendente de la persona, porque eso es enriquecedor para sociedad, pero teniendo siempre presente que en un Estado aconfesional o laico, la voz de la Iglesia es una voz que no puede imponer sus criterios a los legisladores.

P. ¿A qué tienen miedo los defensores de esa concepción confesional del Estado? ¿A perder el poder, o la influencia en una sociedad que ya no controlan?

R. Querría creer que tienen miedo a que se pierdan determinados valores, aunque también les preocupa ver cómo se les va de las manos el poder que tuvieron. Pero creo también que lo que quieren es mantener una manera determinada de entender España. Y también hay un proceso que a ellos, a la jerarquía católica más conservadora, les preocupa muchísimo, yo diría que les desborda realmente, que es el proceso de secularización de la sociedad española. La cuestión sobre la que se debe interrogar la Iglesia no debe estar en relación con lo que ellos identifican como crisis de fe, sino en responder con honestidad a la pregunta de por qué no hemos sabido conectar el mensaje del Evangelio con las inquietudes de la gente. Eso es lo que debería preocuparles, lo que debería preocuparnos a todos. Desde mi punto de vista, ha fracasado el lenguaje, el planteamiento demasiado intransigente de ciertos temas que angustian al mundo moderno, y, sin duda, el no aceptar que, al final, el hombre decide libremente sobre su vida, diga lo que diga la Iglesia. Hoy, la Iglesia no está presente en la sociedad y, lo que es peor, cuando está presente, lo está de modo inadecuado, cuando no ridículo.

P. Me imagino que esa realidad de su "desaparición" de la sociedad les debe resultar muy dura. Pero ellos lo resuelven con una explicación realmente desconcertante: aseguran que la Iglesia en España está siendo perseguida.

R. Yo creo que es faltar a la verdad decir que la Iglesia está perseguida en España. Se puede decir que es criticada, o ignorada, pero tiene total libertad para decir lo que quiera, para salir a la calle cuantas veces quiera (que ya lo hace). Lo que la jerarquía católica no quiere entender es que España ya no es lo que era. Esto, que a algunos nos resulta fácil de comprender, resulta insoportable para sectores de la Iglesia que no aceptan los cambios democráticos. De ahí vienen los encontronazos y los conflictos con un Gobierno que tiene que gobernar para toda la sociedad, y no sólo para los católicos.

P. Ya voy entendiendo por qué usted no gobierna la Iglesia católica española. Pero no puedo evitar preguntarle si usted sería capaz de imponer la pobreza evangélica. Qué pasaría si el Papa decidiera vender las propiedades que no tengan un valor artístico, y por qué la jerarquía española acepta subvenciones del Gobierno y luego muerde la mano que le da de comer.

R. Pienso que sólo una Iglesia realmente pobre se puede considerar una Iglesia realmente libre. Pero también es cierto que es muy difícil servir a la gente sin tener medios en el mundo en el que vivimos. Montserrat es un foco de vida espiritual que requiere del trabajo desinteresado de sus más de ochenta monjes. Nosotros no recibimos ni un céntimo de las subvenciones que recibe la Iglesia, pero sí alguna ayuda de otros sectores. Evidentemente, podríamos hacer algún trabajo productivo, pero eso nos obligaría a renunciar a nuestra labor espiritual. Si el Papa tomara esa decisión liberadora, yo lo aceptaría, aunque no sé si eso es lo que quiere el Señor, porque significaría renunciar a la acción evangelizadora tal y como lo hemos hecho durante siglos. En cuanto a la financiación de la Iglesia, pienso que la fórmula vigente es la menos mala, y que si el Gobierno dejara de ayudarla, ésta no podría prestar la ayuda social que ahora hace y que le ahorra al Estado bastante dinero. Pero si tuviera que decidir yo, renunciaría a las subvenciones y optaría por una Iglesia pobre pero libre.

P. Quizá de lo que no quiere, o no puede, liberarse la Iglesia es del recurso a la explicación, mágica, infantil, de la experiencia religiosa. Quizá por eso la gente que hoy vive en libertad y racionalidad le está dando la espalda. ¿Por qué se empecina en esa actitud?

R. Porque no saben hacer otra cosa. Porque es más complicado, más exigente, proponer a la persona de Jesús desde un planteamiento de inteligencia que no repugne la racionalidad, porque se ha prescindido del respeto a la naturaleza superior de la condición humana. Y, bueno, quizá no en todas partes ha sido así, porque la concepción mágica del hecho religioso ha sido más fácil de introducir en Galicia que en Cataluña. Desde mi punto de vista, el concepto mágico prostituye la verdadera naturaleza de la fe, que es una adhesión racional, desde la afectividad y la inteligencia, a una creencia. Muchos problemas que hoy tiene la Iglesia se deben a la crisis del recurso a lo mágico, que hasta ahora apuntalaba unas verdades incontestables. Unas verdades que no sólo son contestadas por parte del hombre moderno, sino que, sencillamente, se desmoronan. No existe un Dios tapaagujeros, ni un Dios que soluciona problemas.

P. Lo cierto es que la jerarquía mantiene una pedagogía ininteligible del Evangelio, no conoce la misericordia, es anacrónica. Pero también es cierto que la Iglesia monástica y contemplativa, como la de usted, mantiene un contumaz silencio sobre esa actitud de esa jerarquía. No sé si lo hacen por prudencia o por miedo.

R. Yo no afirmaría, de forma tan tajante, que la Iglesia carece de misericordia, aunque sí es cierto que hay textos de la Iglesia española que tienen menos misericordia con la condición humana, con el hombre que sufre, que el catecismo de la Iglesia oficial. Me estoy acordando de un documento de la Conferencia Episcopal sobre los teólogos y las actitudes morales que era realmente terrible. Creo que esto es muy grave porque el Evangelio nos obliga a ponernos en el corazón del otro, en las angustias del otro, y, realmente, los obispos españoles, como colectivo, no parece que sean capaces de hacerlo. Quizá ellos teman que si adoptan una actitud de comprensión y tolerancia se relajen las cosas, no sé. Me resulta muy difícil comprenderles, la verdad. Pero lo que más me preocupa es que esas actitudes de intransigencia son las que determinan a la gente a ignorar lo que pueda decir la Iglesia a nivel ético, o el tema de la moral sexual, por ejemplo. La Iglesia se resiste a revisar sus criterios poniéndolos en el contexto de los avances de la ciencia, de la medicina, de la antropología, y yo creo que urge esa reflexión.

P. Pero no me acaba de explicar por qué, a la vista de tantos problemas como tiene la Iglesia, de tantos errores como cometen, ustedes, los que viven refugiados en la vida monástica, callan tanto, no denuncian, no se arriesgan.

R. Puede haber varias explicaciones. Una es que puede haber una cierta opción monástica de estar un poco alejados de estos temas. Otra, que los problemas que tiene la Iglesia son tan complejos que en algunos monasterios les falta gente suficientemente preparada para abordarlos. Y hay otros casos, como el nuestro, que estamos entre el desierto y la plaza del mercado. Cuando me he pronunciado sobre algo y lo que he dicho no ha sido del agrado de la autoridad eclesiástica, me han enviado mensajes muy claros de que yo, como monje, lo que tenía que hacer era limitarme a rezar y callar.

P. Y ¿está usted de acuerdo con esa recomendación?

R. ¡No! ¡Por supuesto que no! ¡Ya lo está comprobando usted! Pero es verdad que a veces, por prudencia, y para no complicar más las cosas, y sabiendo que hay obispos que están intentando cambiar las cosas silenciosamente, procuras dar una palabra sobre la necesidad de seguir el Evangelio sin provocar. Pero también es cierto que mis homilías son muy claras y tienen una notoria divulgación en Cataluña, en una emisora de radio de la Iglesia que...

P. No será la COPE...

R. ¡No! ¡Por Dios! Es Radio Estell. Pero sí quiero reconocerle que tendríamos que ser más valientes y denunciar más claramente situaciones en las que la Iglesia ni transmite ni vive el Evangelio.

P. Pero, con la excepción de hoy, y de su persona, la Iglesia contemplativa calla. Que es tanto como otorgar, como ser cómplice. Y lo malo es que, para la gente, la voz de la Iglesia son ellos: Cañizares, Rouco Varela...

R. ¡No, no! ¡Gracias a Dios hay otras voces en la Iglesia! Por ejemplo, en el tema de la COPE, que yo ya no la escucho, he hecho algunas gestiones en el Vaticano, en la Nunciatura, y firmé un documento que se envió a la Conferencia Episcopal protestando por sus contenidos. Creo que es lamentable que los obispos no tengan el coraje de poner freno a la estrategia de envenenamiento de la sociedad que llevan a cabo los más destacados colaboradores de la emisora. Así lo dije y lo sigo diciendo, y me parece muy triste que no haya una mayoría de obispos que tengan el valor de poner fin a una situación que contradice y repugna abiertamente los valores del Evangelio y también los de la convivencia democrática. Me atrevo a decir que los obispos mantienen la COPE en esos niveles de beligerancia porque les interesa mantener, también, lo que ellos pueden considerar una situación de equilibrio con... con la SER, aunque pienso que la SER no es tan radical como la COPE... En definitiva, la Conferencia Episcopal mantiene la COPE como está por una estrategia política y no eclesial.

P. No parece que sea ésa la actitud de la jerarquía católica española en temas tan polémicos como el "avance galopante" de los nacionalismos, que les ha llevado a cerrar filas con el PP ante el sedicente peligro de que España se rompa. Supongo que desde Montserrat, que es el referente espiritual y religioso del nacionalismo confesional, se ven las cosas de muy distinta manera.

R. No tengo esa visión catastrófica de la realidad. Pero quisiera precisar que Montserrat, por su trayectoria, al menos durante el siglo XX, ha sido un lugar de acogida de todos y de todas las mentalidades nacionalistas y no nacionalistas. Es verdad que Montserrat ha pasado por ser, en el imaginario popular, un referente del nacionalismo, pero la realidad es mucho más amplia porque aquí han nacido muchas formaciones políticas de muchas tendencias, y porque aquí se han defendido los valores democráticos de forma comprometida y abierta. Equiparar Montserrat a nacionalismo es una visión reduccionista. Como todo monasterio benedictino, Montserrat está muy enraizado en la cultura catalana y su lengua, pero no en contraposición o en confrontación con otras cosas. En cualquier caso, quiero decir, rotundamente, que ese temor a la desunión de España por parte de un amplio sector de la jerarquía católica, esa ofensiva contra lo catalán que también se hace desde el ámbito de la derecha política, no corresponde a la realidad ni a lo que siente la inmensa mayoría del pueblo catalán. Tampoco se puede justificar la posición de la jerarquía católica en el Estatut, que no es en absoluto rupturista. Pero sí es cierto que esa actitud y ese mensaje de que España se rompe han hecho mucho daño a la convivencia en el interior del Estado español.

P. Lo cierto es que hemos visto una sintonía total entre las tesis del PP y la actitud de la jerarquía. ¿Por qué? ¿Qué razones les llevan a esa complicidad tan explícita?

R. Creo que la jerarquía católica tiene la convicción de que hay que defender lo que ellos llaman la unidad de España, que, según ellos, los nacionalistas quieren romper. Ellos mantienen que la unidad de España, según ellos la entienden, claro, es un bien moral, lo cual es absolutamente falso y no tiene base teológica. Pero lo más importante es que, desde mi punto de vista, la Iglesia no debe quedar identificada con ningún partido concreto, en este caso con el PP como lo está haciendo. Lamentablemente, la mayoría de obispos creen que los nacionalismos ponen en peligro la unidad de España, y eso no es así. Una cosa es la unidad de fe, y otra muy diferente, el tema de la organización política de una sociedad, de un Estado que puede tomar mil formas.

P. Pues me imagino cómo ha debido de sentirse al oír a monseñor Cañizares que las autonomías y la autodeterminación van en contra del cristianismo porque el cristianismo es unidad.

R. Las afirmaciones de monseñor Cañizares me han dejado estupefacto.Además de no tener la más mínima apoyatura teológica, contradicen la propia identidad de Cataluña, de su historia. Es cierto que el cristianismo es unidad, pero unidad de fe, unidad en la solidaridad, como lo es la unidad con la Iglesia de Europa. ¡Pero no hace falta que sea una unidad política, porque entonces tendríamos que hacer con todos los católicos del mundo un solo Estado!

P. ¿Hasta qué punto piensa usted que habría sido contraproducente que la Conferencia Episcopal hubiera aprobado aquel documento "nonato" en el que apostaba claramente por la defensa de la unidad de España en contraposición a los procesos autonómicos?

R. Se lo diré sin rodeos: habría sido problemático y dañino que la Iglesia hubiera aprobado ese documento. Por eso, desde Montserrat, valoro muy positivamente la actuación de algunos obispos que impidieron que se aprobara ese texto que nos hubiera llevado a una polémica. Y ya tenemos bastantes polémicas en el interior de la Iglesia.


Lo trajo Miquelbit a colación para despistar una discusión. Aunque no demasiado reciente, me parece una interesante entrevista que nos revela que hay otros mundos dento de la I.C.
©Teresa C. B.©

Etiquetas: ,

domingo, 3 de febrero de 2008

"La escafandra y la mariposa"


Cuando voy con Lourdes al cine, siempre pasa algo, esta vez llegamos unos minutos tarde, pero no nos perdimos demasiado. La introducción al tema y la historia, el ambiente y el suceso es tan larga, que nos dió tiempo a situarnos en la trama con facilidad. Esta peli francoestadounidense, está dirigida por Julian Schnabel , y protagonizada por Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, y much@s más.

Llama la atención la cantidad de mujeres guapísimas que salen en ella. Cambiando impresiones al salir del cine, deducimos que la única explicación era que el prota trabajaba en Elle ¡?¿!.




"La escafandra y la mariposa" (símbolos de encierro y libertad) nos relata como una rara enfermedad, llamada "síndrome de encierro" causada por un infarto cerebral masivo -al que no debía haber sobrevivido-, ataca a un guapo, exitoso y joven yuppie de la revista Elle. Conserva el oído, la visión de un ojo y sus facultdes mentales. A través del ojo...No voy a destripar la película, además en cualquier página de la red preguntándole a google, podéis encontar información

Me acordé de dos películas muy buenas de mucho éxito y bastante conocidas: "Jhony cogió su fusil " de Dalton Trumbo , y "Mar adentro " de Amenábar.
Ha obtenido éxito en Cannes y está nominada para los Oscar. Pero a mi no me llenó. Por dos motivos: está mal estructurado el caos narrativo y no transmite emoción.

Ya van dos veces dos. Dos pelis que la sobrepasan en calidad, y dos motivos que para mi son de peso respecto cualidades cinematográficas. Conozco como funciona la vida de los hospitales en casos inextremis y se sale mucho de la realidad, quizá con la intención de suavizar la visiovisión -lo que les honra- porque no siempre es necesario mostrar las miserias y truculencias, pero la contrapartida es que se ha de hacer un gran esfuerzo por transmitir emoción y conmoció al espectador como tan magistralmente hizo Icíar Bollaín en "Te doy mis ojos" (donde trata la violencia de género con realismo y mucha delicadeza).

Es una historia real y ese es el mayor mérito del guión, es decir, la vivencia del que la padeció y la regaló generosamente a los suyos y al mundo: su vivencia y un libro. ©Teresa C. B.©


Jhony cogió su fusil



Mar adentro



Te doy mis ojos

Etiquetas: ,

sábado, 2 de febrero de 2008

Lo que opina Muñoz Molina


Hasta aquí me trajeron Miquel y Cía. Opinan que el artículo de Pérez R. es muy debatible y carece de cietos fundamentos, de tal forma que casi roza la demagogia y me remitieron a este artículo. En el tiempo éste fue el primero que se publicó. Atufan las similitudes y se distingue la diferencia formal de los artículos en la crítica sobre el tema en cuestión. Aunque no hay santo que valga cuando la indignación es básicamente ética, las formas pueden llegar a desvirtuar el fondo. Hoy reaprendí algo sobre mí misma gracias a vosotros, JC, Miquel y Cía. Graciñas ©Teresa C. B.©


elpais.com - 15/12/2007

El libro ilimitado
Antonio Muñoz Molina

Voy en el metro a media mañana camino de una de mis librerías más queridas de Madrid y aunque llevo abierto el periódico miro de soslayo con un gesto reflejo cada vez que entra en el vagón alguien con un libro en las manos. No siempre es fácil identificar su título, y hay que tener mucho cuidado para que la curiosidad no se confunda con la metijonería. Es como ser un mirón digno que por nada del mundo quiere verse metido en un trance embarazoso. El libro está a veces en una posición casi horizontal, para que reciba mejor la luz del techo, y no es cuestión de adelantar la cabeza y torcer el cuello queriendo mirar la cubierta desde abajo. ¿Cuál será ese libro de bolsillo tan grueso del que no ha apartado los ojos ni siquiera al dar una zancada desde el andén ese lector que acaba de sentarse frente a mí? Lo ha doblado por la mitad, con riesgo de descuadernarlo, lo aprieta como estrujándolo entre las dos manos. Es un joven de veintitantos años con el pelo encrespado de rizos casi africanos, sin afeitar, con una mochila pequeña a la espalda. Da la impresión de que se levantó de la cama con el libro en la mano y que pasó así con él delante del espejo del baño.

Mantengo la vigilancia mientras leo el periódico. El titular de la primera página es el desastre de los índices escolares de lectura en España. Sólo hace unos días la enigmática ministra de Educación aseguró que ella no ve ningún problema en que los chicos usen el teléfono móvil mientras están en clase. La enseñanza pública se deteriora irreparablemente en España gracias a una conspiración de ignorancia tramada desde hace años por la chusma política y la secta pedagógica y las autoridades ya tienen un culpable: el franquismo. Quién si no. Como mi tierra natal está incluso a la cola del desastre leo que la consejera de Educación de la Junta de Andalucía ha descubierto una causa todavía más lejana: nuestro atraso histórico. A ellos, los socialistas que llevan gobernando en Andalucía un cuarto de siglo, que los registren. Pienso en mis maestros, los que me enseñaron contra viento y marea a leer y a escribir y a amar el conocimiento en años de oscurantismo y pobreza; pienso en tantos profesores vocacionales y derrotados que conozco, en las cartas despectivas o perdonavidas o del todo insultantes de pedagogos y expertos, de enchufados de diverso pelaje, que he recibido sin falta cada vez que he escrito sobre las quejas amargas de mis amigos profesores y sobre lo que yo estaba descubriendo con mis propios ojos con sólo hojear los libros de texto de mis hijos y escuchar las historias que me contaban al volver de la escuela.

A los expertos, a los gurús de la jerga psicopedagógica y a los enchufados no les cabía la menor duda: los que alertábamos sobre la degradación de la enseñanza nos habíamos vuelto de derechas y no sabíamos nada, no entendíamos de nada. Ellos sí que entendían: a la vista están los resultados. Cierro el periódico con asco y el hombre joven que leía frente a mí levanta los ojos de su libro. A mi atención de espía le basta un segundo para descubrir el título: es el Viaje al fin de la noche. Ahora parece evidente que el aire de ligero trastorno que tenía ese hombre desde que entró en el vagón procedía de la lectura de Céline. Vamos en el mismo tren de la línea 4 pero su viaje es mucho más hondo y más terrible, un descenso de fiebre por los espantos del mundo. Yo voy por los túneles del metro de Madrid y por el presente inmediato y más bien desolado del periódico: él por las trincheras de la guerra, por la miseria de los suburbios proletarios de París, por el Nueva York futurista de los años veinte, por las tinieblas coloniales del Congo que ya había roturado para la literatura Joseph Conrad.

Ahí lo dejo, sumergido en el libro, continuando su viaje, con su barba de varios días y su mochila de vagabundo celineano. ¿Cuántos lectores como él no llegarán a existir gracias a la gran conjura de los necios y de los comisarios políticos que ha asolado la educación española? Pero no se trata sólo de esa embriaguez, del dulce vicio que le acompaña a uno en la soledad y le hace gratos los minutos de un viaje en el metro: mucho más grave es que la escuela esté fracasando en su tarea de despertar en cada uno sus mejores facultades, de actuar como palanca de progreso social. ¿Qué porvenir laboral tiene un hijo de trabajador o de inmigrante que a los quince años no es capaz de comprender un párrafo de tres líneas? ¿Qué podrá aprender sobre la complejidad del mundo y la de su propia alma quien no cuenta con la luz de las palabras escritas? El nivel cultural y académico de los padres es factor decisivo, asegura el periódico. Subiendo por las escaleras del metro me pregunto con ira y dolor qué habría sido de mí, de tantos de nosotros, si no hubiera sido por la escuela y por el instituto. Nuestros padres, niños en la guerra, escribían y leían con dificultad. En nuestras casas, donde había tan poco, mal podía haber libros. La escuela nos hizo lo que somos.

Soy lo que he leído. Me gano la vida gracias a que existen lectores. En el escaparate de la librería distingo con expectación impaciente el libro que vengo buscando. Verlo me da tanta felicidad como descubrir en un escaparate de la infancia la cubierta en colores de una novela de Julio Verne. Son Los ensayos de Montaigne que acaba de publicar Acantilado, editados y traducidos admirablemente por Jordi Bayod Brau. Muy pronto el gozo de las manos se añade al de la mirada: sopeso el volumen, paso los dedos por su tapa tan sólida, lo abro y rozo las páginas con las yemas de los dedos, y al hacerlo percibo un olor exquisito de papel y de tinta. Por cualquier página que se abra este libro ilimitado se reconocerá la voz sabia y serena, la inteligencia irónica y voluble, la curiosidad entre erudita y chismosa de aquel hombre feliz que se retiró hace más cuatro siglos a escribir y a leer en la biblioteca circular de su torre. Como Cervantes o Shakespeare si empezamos a leerlo nos acompañará a lo largo de toda nuestra vida, y a medida que pase el tiempo y sigamos leyendo nos enseñará cosas que ni siquiera habíamos sospechado en las primeras lecturas. Como el señor don Quijote de la letanía de Rubén el señor de Montaigne nos asistirá en nuestra diatriba contra los fanáticos y los propagadores de la ignorancia, contra los sinvergüenzas, contra los estafadores de la jerga psicopedagógica, contra los políticos que sólo pueden eternizarse en su parasitismo gracias a una ciudadanía analfabeta y embotada. En el viaje de vuelta soy yo quien entra en el vagón del metro con la nariz hundida en el libro, quien se queda tan absorto leyendo a Montaigne que cuando levanta los ojos descubre que se ha pasado de estación.

Etiquetas: ,