jueves, 8 de noviembre de 2007

No sólo es la tele


Las revistas para adolescentes exponen un modelo de mujer "caza-hombres"
EUROPA PRESS. 08.11.2007 - 20minutos.es


* La CECU denuncia que proyectan un prototipo de mujer preocupada por satisfacer sexualmente a los hombres.
* El 24% de su contenido es publicidad.
* Ninguna de las directoras de las revistas han respondido a las peticiones de la Confederación de Consumidores.

Las revistas que leen niñas de entre 11 y 16 años exponen un modelo de mujer agresiva, rebelde, excesivamente preocupada por su físico y 'caza-hombres' a través de su cuerpo y aspecto, según un estudio realizado por la Confederación de Consumidores y usuarios de Madrid (CECU) presentado este miércoles en la sede de la entidad.


Los contenidos y las imágenes que presentan este tipo de publicaciones no son una novedad. Desde hace más de 40 años, nos muestra modelos de estereotipos y valores manipulados previamente. Los estereotipos perduran en el tiempo enraizando valores, modelos y hábitos en la sociedad. Por ejemplo, el entrañable Capitán Trueno, en la que el protector y poderoso héroe masculino es presentado como la figura central de un “equipo” de luchadores contra el mal,transmite una idea patriarcal y protectora respecto a la mujer (Sigrid), y el menor (Crispin). También presenta el clásico dúo payaso listo (Capitan Trueno) payaso tonto, en este caso enorme y poderoso, con su amenazadora maza (Goliat). El contrapunto acentúa la valía del héroe.

Lo mismo sucede con "Revista Lily" , que reproducía un discurso (entonces más pacato), dirigido a chicas de los años 60 que sustituyen a las princesas por azafatas, modelos, artistas de cine y corredores de fórmula uno. Esquemas muy alejados de la España de aquel tiempo, pero que mostraban sus deseos de amor y triunfo en la vida.

La actual revista para adolescentes Ragazza, contiene la misma clase de estereotipo femenino, adecuando los contenidos a la actualidad, pero emitiendo el mismo mensaje: mujer muy femenina, con mucha inquietud por gustar al varón. La sexualidad, ya al descubierto, la fama, los cánones de belleza y la seducción como valores necesarios para encauzar un consumo indiscriminado de ropa, colonias, diversión, móvil, e, implícitamente drogas y alcohol.


En la portada virtual de la revista que vimos en clase, tan sólo aprecié un contenido in/formativo sobre el SIDA. ¿Qué por qué gustan? Quizá porque abandonad@s a la pasividad receptiva, son un continuum de la compra/venta de diversión, frivolidad y pensamiento único: nada se puede hacer, así que no hacemos nada.., nada más que buscar y vivir una felicidad sin complicaciones que nos transmiten y venden con atractivos anuncios.

Analizamos la violencia, física y psicológica como el extremo exacerbado de los conflictos: sociales, interpersonales, escolares, entre sexos. De momento es un fenómeno controlado por cuanto puede ser conocido y punible, (aunque queda mucho camino por recorrer) pero ya empieza a ser objeto de estudio y preocupación por parte de profesionales de la psicología, enseñanza, sociología, salud, jurídicos y políticos (Defensor del Pueblo, UNESCO, Amnistia Internacional, Legislación, etc.).

Buena parte de esta preocupación, sobre todo en los países más desarrollados, puesto que se observa puede haber una relación causa-efecto entre los contenidos y ciertos comportamientos violentos, insolidarios, patológicos y consumistas que proviene del conocimiento y sospecha de las consecuencias de un uso y emisión indiscriminada de determinados contenidos en los medios de comunicación, en la publicidad y los videojuegos.

Entre otros, la normalización de actitudes antisociales, la ausencia de capacidad de empatía, la creación de hábitos insalubres o inapropiados, incapacidad de discriminar entre realidad y ficción, el mal del bien, lo ético y el todo vale.
El descuido con que obvian estas publicaciones valores y principios éticomorales, son el ejemplo más dramático de lo que estamos haciendo y consintiendo, porque lasociedadsomostodos contribuimos por acción u omisión, con el presente y futuro de nuestros jóvenes y la sociedad.

Para contribuir a construir, quizá deban limitar la publicidad y aumentar los contenidos de otros mundos posibles: el deporte y la literatura, el cine, los juegos y las bicicletas, la naturaleza y el camping, los amigos compartiendo vivencias, y la familia y estudios, incluso hay game boy. Y en el otro lado de la demencia, nos encontramos con los iluminados que se lanzan a salvar el mundo fletando aviones para traer criaturas de la guerra, sin respetar costumbres, leyes, culturas y familias.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal