martes, 6 de noviembre de 2007

Por la normalización de las instituciones


La Conferencia Episcopal española pone en marcha un ambicioso Plan de Comunicación

La Conferencia Episcopal Española ha puesto en marcha un ambicioso Plan de Comunicación con el objetivo de informar a la sociedad sobre la realidad de la Iglesia, sobre el nuevo sistema de asignación tributaria y sobre la labor pastoral y social que desarrollan obispos, sacerdotes, religiosos, misioneros y seglares.

La Conferencia persigue mostrar a la sociedad la tarea que realiza la Iglesia Católica en España y recuerda que "forma parte de la vida cotidiana de nuestro país" y que su labor contribuye "de manera decisiva al crecimiento y desarrollo de la sociedad".

Los obispos intentan informar sobre los retos del nuevo sistema de asignación tributaria tras el acuerdo alcanzado entre la Iglesia y el Gobierno español en diciembre de 2006, y en el que se establece un nuevo modelo que, desde enero de este año, ha dejado de ser un sistema mixto de dotación directa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, para ser un sistema exclusivo de asignación tributaria del IRPF.

Etiquetas: ,

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

La Iglesia y sus poderes están en su derecho como cualquier otra Institución, pero el Estado no aconfesional, sancionado en nuestra
Constitución, nos debería empujar "cuanto antes" a liberarnos de los lazos del Concordato y por ende a esa asignación económica con fondos públicos que les garantiza.

Y en esta nueva situación que les sigan dando la paz a quienes quieren su paz. Pero que nos dejen en PAZ a quienes queremos LA PAZ.

(ausente pero no pierdo el hilo...)

7 de noviembre de 2007, 9:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sr. Anónimo :

Con el debido respeto, me permito comentarle :
La constitución entro en vigor en el 78, y el Concordato fue firmado en el 79, entre un estado aconfesional(que no significa anticatólico)y otro estado, respetado en todos los foros del mundo....

Por el modo de expresarse, o bien representa Ud. a alguien, o habla Ud. en "plural mayestático" (Bastante clerical este plural...) cuando solicita que "nos dejen en paz".

Y más : Si busca Ud. en las hemerotecas, podra ver estudios en los que se analizan las consecuencias del trabajo de la Iglesia en la sociedad española...,sanidad, pobrez, educación..., etc etc.

Sin acritud, un lego con ganas de hablar.

Saludos

7 de noviembre de 2007, 12:38  
Blogger TCB ha dicho...

Creo que es positivo que se vayan normalizando las relaciones institucionales dentro de la lógica democrática de la Constitución. Es decir, que cada cual lleve a cabo su misión con eficacia, independencia y en colaboración. No sé si es utopía o una realidad posible, que parece escaparse en aras de no sé qué intereses matizados de visceralidad, que impiden la razón y el entendimiento. Véase como está el tema del poder judicial inmerso en la batalla política. Colaboración e independencia no son contradictorios. Un estado aconfesional, asimismo, por esta regla de tres, tendría que colaborar con todas las confesiones. Admiro el mérito del trabajo de las bases de la Iglesia católica, que para mí son los que realmente la construyen y constituyen: La iglesia de los pobres, la de la teoría de la liberación, Teresa de Calcuta, José Máría Llanos... Sucede lo mismo con los políticos en el poder, olvidan que "la gente" de la calle, el ciudadano de a pie, yo, tenemos sentido común. Es una satisfacción ver que la Conferencia Episcopal, como una institución legítima más de nuestro país, hace campaña para explicar su labor y recaudar los fondos necesarios para llevarla a cabo. Saludos.

7 de noviembre de 2007, 14:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ariadna,dale hilo que se enreda.Burrus

7 de noviembre de 2007, 17:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una de cal y otra de arena

7 de noviembre de 2007, 19:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal