miércoles, 7 de noviembre de 2007

Para que no se duerman mis sentidos


Manolo García



Háblame en la hora calma de la media noche
Háblame para que no se duerman mis sentidos, háblame
De lejanas tierras donde el único dios sea el sol
Donde se vive al rumor de las hojas del sicómoro mecidas de brisa y calor.

Cuéntame fracasos, vida, rumbos de pintores locos
Háblame de la calima de las noches
Cuando tu amante de amantes huyó
De Cartago a las puertas de Roma, de la Sevilla mora
De claveles de revolución
De las vueltas que da la tuerca,
De los amores que son prisión.

Va y viene mi alma de esponja
Viene y va si tú me hablas,
Si tú me cuentas cosas

Barquera, monte, montera

Viene y va mi alma viajera
Linda zagala, si me quisieras

Va y viene linda barquera
Si tú me miras de esa manera

Háblame en la hora calma de la media noche
Háblame para que no se duerman mis sentidos, háblame
De Cádiz fenicia, de la Córdoba que abrigaba su mezquita,
De Chagall o de los poetas andaluces del destierro
De porqué claveles para una revolución
De las vueltas que da la tuerca,
De los amores que son prisión.

Va y viene mi alma de esponja
Viene y va si tú me hablas,
Si tú me cuentas cosas

Va y viene mi alma guerrera
Viene y va si tú me hablas,
Si tú endulzas la espera

Barquera, monte, montera

Viene y va mi alma viajera
Linda zagala, si me quisieras

Va y viene linda barquera
Si me sonríes de esa manera

Barquera, monte, montera

Barquera, monte, montera

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

En hora calma de medianoche, desde la Córdoba que abriga la Mezquita, en compás de músicas de fuentes,en plazuelas en noches de Luna abierta y silencios de efusivos enamorados.

…y el sentir de una canción acuna mi sueño.

Y el Guadalquivir en su lecho, vigilado por sus almenas y alambicadas celosías, aprisa corre arrullando silencios en busca de saciar su sed de salinas aguas.

Al alba, al alba.

(Sin enredar. Desde el alma)

8 de noviembre de 2007, 0:42  
Blogger TCB ha dicho...

En Córdoba, vaya. Permíteme un saludo desde la tristeza de lo que podía haber sido y no fue. Y también permite que me alegre de que la disfrutes al anochecer y al alba con el alma enredada en la Mezquita. Esta noche, te envidio.

8 de noviembre de 2007, 0:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo tambien lo envidio y me alegro de tu alegria.Triste por lo que pudo haber sido.......

8 de noviembre de 2007, 16:48  
Blogger TCB ha dicho...

Si...

8 de noviembre de 2007, 18:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal