miércoles, 4 de julio de 2007

open, el nuevo paradigma cultural

(Atención de Roberto Feltrero)
Enviado el jueves, 26 de enero de 2006 18:08

La cultura open se presenta como el nuevo paradigma capaz de moderar los excesos de la mundialización y las grandes corporaciones, además de contribuir a que el conocimiento sea algo más que un negocio, otro bien de consumo. [Antonio Lafuente]

El avance de la cultura abierta parece imparable. Probablemente, los obstáculos para que la red sea un ámbito libre nunca desaparecerán del todo. China quiere controlar la información que circula por las pantallas de los PC de sus ciudadanos, siempre tratados como menores de edad (ver informe de reporteros sin fronteras). También algunos emiratos árabes quieren mangonear. A la cabeza de esta coalición contra las ciberlibertades se sitúa el presidente Bush y quizás su colega de otras aventuras no menos cuestionables, el primer ministro Tony Blair. No importa lo fuertes que sean o aparenten ser. Los problemas del mundo no podrán resolverse favoreciendo la exclusión, el castigo o la marginalidad. Lo normal es que todos vivamos mejor si caminamos en la dirección de la gobernanza, la solidaridad y la transparencia.

Y para ir entendiéndonos The Open Knowledge Foundation, nos enteramos vía P2P Foundation, está haciendo un esfuerzo para aclarar lo que debemos entender por cultura abierta, openness. El nuevo paradigma emergente open, inciado por los hackers que han sabido mantener vivo su proyecto open source, se está extendiendo por todos los ámbitos de la actividad social, desde la ciencia (open access) y los negocios a la misma democracia (open democracy). Linux, Wikipedia, xArchiv, el proyecto Genoma Humano, el formato ODT, las licencias Creative Commons (ver el artículo de Antonio Córdoba publicado en El Mundo) o el Internet Archive (ver post en tecnocidanos)son algunos de los frutos menos discutibles y que están contribuyendo notablemente a la extensión del dominio público.

Para la OKF el concepto open es trinitario e incorpora tres sentidos diferentes:
Legal. El conocimiento está legalmente abierto si el acceso a él no está sometido a ninguna restricción y, en particular, si se puede reproducir libremente (al menos para usos no comerciales) y reutilizar arbitrariamente para incorporarlo a otros productos derivados. Es decir que se difunda protegido con una licencia Creative Commons.

Social. Socialmente abierto significa que está accesible (no es secreto, ni está protegido), lo que significa que está concebido de origen para ser compartido y reutilizado, individual o colectivamente. Desde la perspectiva del "open source" es exigible el acceso a las fuentes y datos (la materia prima del conocimiento) y no sólo a los productos finales o a una interface que los empaqueta ya elaborados. Emulando las distinciones que suelen hacerse en el software, en donde se diferencia entre el acceso al código fuente (las líneas de comandos completa) o una simple versión compilada (la interface que ya no puede cambiarse), el conocimiento es abierto cuando se permite el acceso a las bases de datos que lo sostienen y así poder verificar o modificar los productos que de tales fuentes se deriven.

Tecnológico. El conocimiento está tecnológicamente abierto cuando se proporciona con un formato al que puede acceder cualquier persona (incluidos los minusválidos) o máquina, cualquiera que sea el sistema operativo que la gestiona. esto significa que son públicas todas las especificaciones con las que se codifican los documentos, además de accesibles para todas las herramientas no propietarias, ver Information Accessibility Initiative. Esto significa que la red debe ser, al igual que las instituciones, tecnológicamente neutrales, para así asegurar la interoperabilidad y usabilidad de los documentos, un objetivo esencial en la sociedad del conocimiento.

En fin, de todo esto se hablará en Copyfight, nos enteramos via La Petite Claudine, en los dos próximos días en Centre d'Art Santa Mònica de Barcelona. La asistencia es libre y para animar las discusiones (legales, sociales y tecnológicas) se va a presentar Crime Scene, del artista danés Mogens Jacobsen, una instalación que muestra a dos ordenadores precintados por un cordón policial y que intercambian entre sí hasta el infinito material protegido bajo Copyright.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal