lunes, 12 de noviembre de 2007

La Zona

El viernes 9, en un arrebato de ganas de ir al cine, tras buscar una película interesante y un cine que me quedara cerca, fui a ver "La Zona", que precisamente estrenaban ese día. Es una producción hispano-mexicana, dirigida por Rodrigo Pla, director mexicano que declaró "haber querido hacer una película futurista, pero quedó impactado con la realidad".

La realidad supera la ficción, dicen, y es que la ficción, como suele ser película, relato o teatro, se sufre de otra manera, ficticia e imaginariamente. Esta peli sería una de policías y ladrones, sino fuera porque los roles tradicionales estan difusos. Ciudadanos policías, y policías buenos corrompidos por políticos ciudadanos.

Es una película de miedo, de miedo al "otro". Del que hablan Chomsky, Beck y Klein. El "otro" lo encarnan unos ladronzuelos que se encuentran con la ley intramuros de una organizada comunidad que se defiende de su hambre, de su pobreza, de su mal olor y de su ignorancia con una altísima y enorme muralla con cámaras que vigilan el interior de la zona, donde la intimidad de puertas adentro se convierte en vidas sin intimidad dentro de puertas.

Siempre el miedo. Tanto en Mexico como en París: "La revuelta de los pobres y el miedo del otro, por Hugo Moreno.- El 29 de octubre pasado, dos adolescentes de Clichy-sous-Bois, en los suburbios pobres del norte de París, encontraron la muerte electrocutados en una central eléctrica. Intentaban así escapar a un banal control policial, uno más de los que padecen en su vida cotidiana."

Por otra parte, la enorme muralla que separa "la zona" emerge en el recuerdo como símbolo aquélla que cayó en Berlín en 1989, pero que no significó el fin de las murallas para defenderse "del otro". Las imágenes y el contraste entre "la zona" y el resto, son las mismas que las que se construyen hoy entre Palestina e Israel, entre EEUU y México. Las que se erigimos para ponerle puertas al campo contra los hambrientos de necesidad y consumo.

Pese a la historia, seguimos intentando poner fronteras a un planeta que no tiene más que las naturales, siempre vencidas por el hombre en la búsqueda por cubrir su curiosidad, su afan de aventura y sus necesidades, desde las más básicas hasta las más innecesarias. En la película, la esperanza se nos cuela entre los ojos y las miradas de dos jóvenes, uno de cada lado de la muralla. Por cierto, en el trailer, se cita el evangélico "ojo por ojo, diente por diente", pero se equivoca, porque no se trata de venganza, sino de miedo, insisto.


Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"Siempre el miedo. Tanto en Mexico como en París: "La revuelta de los pobres y el miedo del otro, por Hugo Moreno.- El 29 de octubre pasado, dos adolescentes de Clichy-sous-Bois, en los suburbios pobres del norte de París, encontraron la muerte electrocutados en una central eléctrica. Intentaban así escapar a un banal control policial, uno más de los que padecen en su vida cotidiana."

Si no hacían nada malo, nada deberían temer del controls... Por muy bananal que fuera... Por cierto, a ver si cambiamos la hora

13 de noviembre de 2007, 10:38  
Blogger TCB ha dicho...

Lo de la hora no tiene remedio, Cayo, lo he mirado varias veces y nada.
Por supuesto que tienen mucho que temer esos cativos. De entrada no tienen posibilidad de dar moviola a sus vidas para nacer en el lugar apropiado y en la familia oportuna. Entre resignarse y conformarse hay una diferencia. Me resigno a no medir 1'80, a trabajar lo que haga falta para mantener a los míos y a mí y a buscar felicidad bajo las piedras. Pero no me conformo con que haya chiquillos a los que las moscas les coman los mocos, no señor. Por mucho que el mundo sea así desde siempre y dios sabe por qué. Si algo puedo hacer, aunque sólo sea protestar, protesto.

13 de noviembre de 2007, 21:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Incluso a delincuentes que tienen que huir de la policia?

14 de noviembre de 2007, 8:29  
Blogger TCB ha dicho...

¡Ah!, ¿hablabas de eso? Porque yo no. Lee bien, anda, gracias.

14 de noviembre de 2007, 19:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal