martes, 20 de noviembre de 2007

La Torre de Suso



Fuí a verla esta tarde con Eduardo. Le gustó a pesar de ser una película de cuarentones recordando y resolviendo las asignaturas pendientes de su vida. Es fresca, amable, con sentido del humor y un punto de tierno patetismo que Javier Cámara interpreta con su especial maestría.

Está ubicada en Mieres, en los montes mineros asturianos. El paisaje es bellísimo y las personas (¿o personajes?) que se mueven en él perpetúan costumbres, silencios, miedos y recuerdos. Todos son gente común, con problemas comunes. Los amigos se mueven entre los recuerdos del pasado provocado por el encuentro transucurridos diez años sin verse con todo lo que supuso una amistad de niñez y juventud en el pasado, y con un presente sin acabar de resolver. Cada uno de los cuatro amigos que sobreviven mantiene su pulso con la vida que el reencuentro y el motivo por el que se produce, la muerte de uno de ellos, consigue desatar ciertos nudos.

Dos son los protagonistas, el amigo que se va, y el que regresa tras diez años de larga ausencia. Ambos aglutinan la infancia y una juventud de los cinco amigos que tomaron caminos diferentes pero que quedaron marcados por aquéllos años en los que crecieron juntos. Se hacen de espejo unos a otros, e incluso, y esto es una apreciación absolutamente personal, el carácter asturiano se deja ver en muchos diálogos, escenas y formas de expresión de los personajes, de donde se deduce, que el guionista supo encontrar la particular idiosincrasia de los astures. El papel de Malena Alterio es especialmente simpático y generoso, tanto por el personaje como su interpretación.

No es necesario decir que la técnica del equipo es impecable, la fotografía magnífica, etc. etc. Hoy día si notas que algo de esto no va bien, sería por falta de medios o profesionalidad, vamos, que sólo podría ser una película de principiantes o aficionados. Reparto: Javier Cámara; Malena Alterio; Gonzalo de Castro; Emilio Gutiérrez Caba; José Luis Alcobendas; César Vea; Fanny Gautier; Mariana Cordero; Alex Amaral; Víctor Clavijo; José Lobato. Todos estupendos.

He buscado información y no dejo de asombrarme cómo tanto las pre-críticas (Escuché algo el domingo por la mañana en la Ser) como el marketing que se llevan a cabo para presentar una película y promocionarla, si no superan la calidad de la propia película, casi la igualan.
Ésta merece la pena ir a verla, pero otras, con los trailers y las webs que se montan en internet, ya no sería necesario. Pasen y vean: La torre de Suso

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal