martes, 13 de noviembre de 2007

El Rey, Chávez, y el din don.


Ana echaba de menos un comentario sobre el enfado de JC One en la Reunión Hispanoamericana. No quiero privarla del placer de contarle mis impresiones, porque si quiere conocer las de los periódicos, no tiene más que leerlos.

Me acordé inmediatamente del din y el don con el que diserté cuando Aguirre pidió "trato humano" por la inhumanidad de nuestros medios de comunicación con un amiguete suyo. Hoy el rey vuelve a ser el prota. Él no, una de sus hijas, que se separa. Hay dos cadena a todo trapo transmitiendo el sesudo análisis de periodistas que han estudiado toda su niñez y juventud para dejar bien claro a todo el país que los duques de Lugo no se aman. Francamente hay que tener estómago, teniendo en cuenta la cantidad de dineral que se emplea en costear todo el tinglado y dos horas después, ver cómo a los mocos de los niños del otro lado de la muralla, se les pegan unas moscas tan hambrientas como ellos. No te asustes, deberías estar acostumbrad@ a cosas así. En cualquier periódico, revista seria o dominical se mezclan los mocos de estos niños o los cuerpos sin vida de los senegaleses de las pateras con las cocinas de lujo y la moda pret-á-porter.

Pues eso, me volví a acordar del don y del din. Chávez, populista de primera en un país que algunos consideran de segunda, con mucho din pero con poco don, arengando a no se sabe qué masa informe que él debía estar viendo, a falta de gafas supongo, impacientó al diplomático real que con la misma espontaneidad con que se chorrea a un hijo, le mandó a hacer gárgaras, no sin razón. El venezolano debería utilizar su poder para pulirse un poco, que más vale pulpo a la gallega que petróleo en crudo. Es decir, todo diamante se talla, y toda diplomacia en estos saraos, es poca. Y también se suele salir mejor parado cuando eres alguien con don que se sale del guión, que cuando eres alguien con din que se olvida de educar un don.

La polémica servida y en boca de todos, como buen manjar para entretener los ratos del café de las once y de los voraces consumidores de cotilleos, amoríos, populachadas y demás zarandajas. No he leído mucho, porque con los titulares hay sustancia para hacer una tesina, el más relajante, o quizá ofensivo puesto que cualquier día nos tenemos que confesar de haber nacido por donde nuestra madre nos parió, es aquél en que el populista presidente dice que "Si el Rey explota ante las expresiones de un indio, explotan 500 años de prepotencia" 20minutos.es

Moncloa y Zarzuela optan por la "diplomacia callada". 13/11/2007 - elmundo.es
El Rey está 'triste pero seguro de que hizo lo debido porque se estaba atacando a España'

* El Monarca español es el decano de los asistentes a estos encuentros
* Se 'hartó' de la actitud de Chávez y sus reiteradas interrupciones a Zapatero
* Moncloa y Zarzuela coinciden en que lo apropiado es intentar rebajar la tensión
* También se ha transmitido a Caracas que el Rey no dirige la política exterior


Chávez: "No quiero ningún conflicto con el Rey"
El presidente venezolano niega que haya "irrespetado" a Don Juan Carlos.- Asegura que no tiene interés en afectar las relaciones entre España y Venezuela
elpais.com/AGENCIAS - Caracas - 13/11/2007

Hoy, en el diario el País Miguel Ángel Aguilar publica un artículo titulado ¿Por qué no nos callamos? Como sólo se puede transcribir por suscripción, -y no pienso hacerlo ni es necesario porque hay mucho medio de información abierto- transcribo un par de párrafos:

"Puede ser la hora en que convenga plantearnos la pregunta decisiva, la de ¿por qué no nos callamos? Sucede que vivimos en medio de una inundación noticiosa y lo primero que echamos en falta el agua potable, la inteligibilidad que nos libere de la perplejidad y nos ofrezca la recuperación del sentido. Estamos aturdidos por el ruido estruendoso del ambiente mientras carecemos de estímulos audibles que nos permitan el diaálogo y la comprensión del lenguaje hablado.
Recuerdo por ejemplo la aguda interpretación del entonces presidente de Iberia al consejero delegado de la Sociedad Estatal para el V Centenario en medio de uno de sus informes-río: yo le rogaría que nos informara algo menos para ver si conseguimos enterarnos de algo más (...) Si nos calláramos, si dejáramos de contribuir al estruendo, a la reacción de la reacción de la reacción a las declaraciones del primero de la fila, que suelen ser ya en su origen redundantes, se abriría un espacio para la lucidez. Porque las reacciones que se escuchan en lugar de añadir esclarecimeintos, casi siempre sólo aportan confusión. Vale"

A raíz de la ruptura de la tregua de ETA, recuerdo haber escuchado a Francino en la Ser, decir algo parecido para evitar estar haciendo de voceros y refuerzo de las fechorías terroristas. Pero nada, no hay manera. No se modera el lenguaje ni se ajusta a conceptos, ni se evita la redundancia, ni se da tiempo para la reflexión tras la información. Las tertulias más conocidas de la radio son deprimentes, los profesionales no van preparados, comentan a bote pronto y, ya desde hace tiempo, voy a trabajar con la música de radio kiss a todo trapo. Luego, sin remedio, en el trabajo le doy una vuelta a los diarios y a internet. Yo me lo guiso, yo me lo como una vez vistos los titulares. Hay mucho que decir al respecto y ya está bien por hoy. Es una de las cualidades y ventajas de las bitácoras, vomitas y te quedas tan a gusto.



Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal