jueves, 30 de agosto de 2007

Lin Yutang


Lin Yutang (1895-1976) nació en Changzhou, China, en 1895. Conocido filólogo y escritor chino, con una vasta formación cultural, realizó estudios en universidades como las de St. John de Shanghai, de Harvard y de Leipzig. Entre 1923 y 1926 fue profesor de filología inglesa en la universidad de Pekín.
A partir de 1928 se estableció en los Estados Unidos y trató, en sus escritos, de lograr un nexo entre la cultura de su continente natal y el mundo occidental. Es reconocido como un escritor chino en lengua inglesa. Lin Yutang aparece en todo libro de recopilación de frases, citas y aforismos, con alguno de sus pensamientos, como:

-"El máximo de poder es la iniciación de la decadencia."

-"Vive como si no fueras a morir nunca, actúa como si fueras a morir mañana".

-"El hombre superior ama su alma; el hombre inferior ama su propiedad".


-"El humor es parte de la vida y en consecuencia no debe ser excluido, ni aun de la literatura seria."

-La sabiduría de la vida consiste en eliminar lo que no sea esencial".

-"Si no puedes vivir una vida bella, debes soñarla".

-"Los libros no deben clasificarse nunca. Clasificarlos es una ciencia, pero no clasificarlos es un arte."

-"Los que son sabios, poco hablan; y los que hablan mucho, son poco sabios".

-"Perdonamos a los grandes del mundo porque han muerto; pero en vida son imperdonables".

-"En esta vida hay lágrimas, y lo que importa, después de todo, es ante que lloramos".

Un pensamiento expresado por Lin Yutang:

"He aquí las cosas que me harían feliz. No deseo otras. Quiero un cuarto propio donde poder trabajar. Un cuarto ni particularmente limpio ni ordenado... sino confortable, íntimo y familiar. Con una atmósfera llena de humo y el olor de viejos volúmenes y de incontables olores... Quiero trajes decentes que haya usado por algún tiempo y un par de zapatos viejos. Quiero una ducha en verano y un buen fuego con leños en invierno. Quiero un hogar donde poder ser yo mismo. Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades, las matrimoniales y las demás; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías.
Quiero una buena cocinera que sepa hacer sopas deliciosas y un viejo sirviente que piense que yo soy un gran hombre, pero no sepa en qué reside mi grandeza.
Quiero una buena biblioteca, buenos cigarros y una mujer que me comprenda y me deje libertad para hacer mi trabajo.
Quiero libertad para ser yo mismo".

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger Al� Reyes ha dicho...

Sin duda que Lin Yutang es un sabio

www.tigrero-literario.blogspot.com

12 de septiembre de 2008, 20:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal