viernes, 22 de junio de 2007

300

Me han recomendado esta película, dice JC que
"...deberías [yo]pensar en que la naturaleza no utiliza atajos ni deja huecos (cuando llueve, un socavón en la tierra deja de ser un socavón para convertirse en un charco). Las ideas disolventes (y el neoliberalismo y el progresismo lo son) serán reemplazadas indefectiblemente por ideas-fuerza. La historia de la humanidad está henchida de ejemplos. La naturaleza (somos esclavos de ella) no es horizontal y democrática, sino vertical y fuertemente jerarquizada. El problema de los progres (al menos los neoliberales se salvan en ese aspecto) es que al despreciar la concepción etológica del hombre, entran en barrena, abrazan su propia escatología (toda Arcadia es la antesala de un final) y, al fin, coadyuvan a la entropía (las civilizaciones, como tu y como yo, nacemos, crecemos y, al final, palmamos).
Es bastante triste que una persona como tu, capaz de captar la "animalidad" del ser humano se deje arrastar por conceptos-estar-en-la-luna que, de puro idealismo, mueven como mínimo a la conmiseración (...).
Un mundo sin fronteras, querida, jamás existirá salvo que la tierra vuelva a la era telúrica. Esas tan denostadas fronteras son, entre otras cosas, las que te permitirán cobrar la pensión o la que impide que un grupo de mandriles con el Corán entre los dientes te apedree públicamente por enviar emails a un hombre que no es tu marido.
PD: Necesitas ver con urgencia la peli "300". Te despejará muchas dudas".
En respuesta a:
Enhorabuena por tu artículo, me encanta que critiques el neoliberalismo. Lo que me choca es que persistas en ideales nacionalistas o patrioteros. Yo pienso que el mundo poca frontera más tiene que las naturales, las linguísticas y las del olor del otro. Y esas, hemos sido y somos capaces de traspasarlas. Buenamente o a través de un enorme sufrimiento si nos beneficia para sobrevivir o perpetuarnos.
Son ellos, los neoliberales, los enfermos de ambición y poder los que lo destrozan todo. Ahora se les llama así, pero son los mismos perros con distintos collares a través de toda la historia. Mucho más sofisticados, desde luego. De todas formas, a estas alturas, ya dudo que puedan ser las cosas de otra manera. Para mi casi no tiene objeto defender más tierra que la que está bajo mis pies, más hogar que el rincón donde habito. Tampoco creo que lo tenga, cultivar la enemistad de quien nada tiene que perder, o del que tiene miedo por encima incluso del hambre.
Deben ser rescoldos de haberme criado en familia numerosa. Ayer, estudiando en la terraza de mi casa, me acordé de cuando buscaba en la casa paterna un rincón para aislarme y poder concentrarme en el estudio. En mi casa actual, no tengo mesa personal. Estudio donde cuadra y a veces aislarme (...) es toda una maniobra militar estratégicamente planeada al mejor estilo Tsun Zu. (...)
(Además cualquier forma de protesta es un deseo de que las cosas sean mejores..., incluso la desesperanza. Y por ello, también protestas, dices)© Teresa C.B. ©
http://es.wikipedia.org/wiki/300_(pel%C3%ADcula)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal