jueves, 20 de septiembre de 2007

Conxuro da Queimada

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas. Demos, trasgos e diaños, espritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas.
Lume das santas Compañas.
Mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.
Ouveo do can, pregón da morte; fuciño do sátiro e pé do coello.
Pecadora lingua da muller casada cun home vello.
Averno de Satán e Belcebú, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida.
Barriga inútil da muller solteira, falar dos gatos que andan á xaneira, guedella porca da cabra mal parida.
Con este fol, levantarei as chamas deste lume que asemella ó do inferno e fuxirán as meigas a cabalo das súas escobas, índose bañar na praia das areas gordas.
¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no augoardente quedando así purificadas.
E cando esta brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.
Forzas do Ar, Terra, Mar e Lume, a vós fago esta chamada: Si é verdade que tedes máis poder que a humana xente, eiquí e agora, facede que os espritos dos amigos que estean fóra, participe con nós desta queimada.

Etiquetas:

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Aristodemo después de leerlo, empezó más o menos así:

Supongo que a un andaluz, por ejemplo, le costaría trabajo traducir -ad pedem literae- “Conxuro da Queimada”, pero no hace falta tanta exquisitez lingüística y me apunto,en este banquete del ciberespacio, que también de Platón, al “trago” y a la embriaguez de la amistad, el amor y la vida.

Agatón: Dices verdad,le replicó, yo también lo creo conveniente, pero a propósito,no será una osadía participar sin ser invitado olvidando así la mesura como guía en el obrar humano?

Es verdad lo que dices, convino Aristodemo,estoy seguro que quiero participar en aquel banquete, aunque no tengo todavía muy a la mano una respuesta cierta para la pregunta que me haces.

Agatón: conviene conmigo y modera conforme a principios.

Aristodemo: sin duda, pero lo que se desea o se quiere, ¿qué límites puede tener?

Agatón: Está bien, yo no tengo la repuesta, te dejo, pregúntale a Sócrates.

Benavente (Zamora)

21 de septiembre de 2007, 13:55  
Blogger TCB ha dicho...

El andaluz, si es buen navegante, descubrirá que tiene la traducción en el vínculo hacia la wikipedia. Él se apuntaría también, como los que aquí estamos, al banquete del ciberespacio al que todo el mundo que lo desee y pueda, está invitado. Sin olvidar la mesura en el obrar, premisa para el disfrute en plenitud de la embriaguez que procuran la amistad, el amor, y la vida. La pregunta conforme a principios, conviene conmigo, benaventano, se contesta a sí misma: los límites a lo que se desea o quiere están fuera de los límites del propio deseo o ansia. No le preguntes a Sócrates, que ya te respondí yo.

21 de septiembre de 2007, 21:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Para estar a gusto,- mejor seguro-, en el terreno de los límites, busquemos en la modernidad, en ella luce como nadie un tal Kant, de nombre Manolo, si fuera benaventano o andaluz por casualidad.
Todo está permitido. Los límites, aquellos que consideran al ser humano como instrumento o medio y no como fin en si mismo.
¡Atrévete a pensar!

21 de septiembre de 2007, 23:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

ggggggggggggggghhhhhhhhhhhhhhh!

22 de septiembre de 2007, 19:59  
Blogger TCB ha dicho...

Escribí “los límites a lo que se desea o quiere están fuera de los límites del propio deseo o ansia”. Atreverse a pensar, no es lo mismo que pensar que todo está o prohibido o permitido. Está permitido todo porque somos libres de buscar y obtener lo que se desea. Aunque algunas veces el objeto de nuestro deseo se nos escape entre lo que somos y la esperanza, el abandono y la alegría, el desencuentro, la materia y el recuerdo, la realidad y/o el tiempo. E incluso a veces, la libertad se nos escapa en un te quiero, y nos limita. Todo vital, todo sensual. ¡Atrévete a sentir! Manolo.

22 de septiembre de 2007, 20:28  
Blogger TCB ha dicho...

Verguenza debería de darte, anónimo. Tienes la gracia de una hiena disfrazada de caperucita roja.

23 de septiembre de 2007, 2:00  
Blogger TCB ha dicho...

¡Manolo Kant! buena ocurrencia y risueña confusión.

29 de septiembre de 2007, 0:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal