domingo, 24 de junio de 2007

Adaptaciones del psicoanálisis

Nuestro pensamiento, salvo cuando lo ponemos a trabajar concentrados y en dedicación exclusiva a local cerrado en algo concreto, funciona de esta forma: Un ir y venir de ideas y asociaciones de ideas que se canalizan paralelas en nuestra mente. A la vez que trabajamos en un Módulo o asignatura de nuestros estudios, recabamos información para tres trabajos a presentar; acudimos al computador a buscar información, o anotamos en un cuaderno, lo que se nos ocurre bajo la técnica de dejar fluir la "tormenta de ideas"; nos acordamos de los seres queridos hospitalizados; echamos de menos una llamada telefónica o nos viene a la mente la que tenemos pendiente de hacer; pensamos en los preparativos para la jornada del día siguiente; también nos acordamos que hay que resolver un tema de trabajo y, para remate, se nos quema la comida a pesar de haber puesto en marcha un reloj que nos avisa de que debemos mirar el fogón.
Hipertexto doméstico: realidad pura y dura.© Teresa C.B. ©
________________________________________________________

La asociación libre es un método constitutivo de la técnica psicoanalítica, según el cual el paciente debe expresar, durante la cura, todo lo que se le ocurre sin ninguna discriminación, más allá que le parezca inadecuado o inapropiado.
El método de la asociación libre le fue sugerido a Sigmund Freud en 1892 durante un tratamiento en el que una paciente (Emmy von N.) le pidió expresamente que cesara de intervenir en el curso de sus pensamientos y que la dejara hablar libremente.
Poco a poco, y hasta 1898, cuando se lo adoptó definitivamente, este método fue sustituyendo al antiguo método catártico y se convirtió desde entonces en la regla fundamental de la cura psicoanalítica: el medio privilegiado de investigación del inconsciente. A esto se le suma otros conceptos de la clinica a los cuales debe responder el analista.
El paciente puede expresar todos sus pensamientos, ideas, imágenes, emociones, tal como se le presentan, sin selección, sin restricción, aunque el material le parezca incoherente, impúdico, impertinente o desprovisto de interés. Estas asociaciones pueden ser inducidas por una palabra, un elemento de un sueño o cualquier otro objeto de pensamiento espontáneo. La observancia de esta regla contribuye a que afloren las representaciones inconscientes y actualiza los mecanismos de resistencia (Freud habló de resistencia al psicoanálisis para designar una actitud de oposición a sus descubrimientos, por cuanto éstos revelaban los deseos inconscientes e infligían al hombre una "vejación psicológica").
Fue adoptado como una técnica de creación literaria por Jack Kerouac

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal