domingo, 24 de junio de 2007

La opinión de Gilberto Gil

El cantante y político brasileño se ha declarado un “defensor, practicante y entusiasta” del software libre, aquel que puede copiarse, modificarse y distribuirse sin restricciones. Gilberto Gil ha comenzado su intervención recordando que “en una era remota en la que llamábamos a los ordenadores cerebros electrónicos”, él llegó a entonar una composición propia en la que hablaba de las máquinas como seres mudos que no andaban, que no tenían sentimientos.
Pero pasado el tiempo los miedos iniciales “a ser engullidos por las máquinas” se han disipado, y Gil ve un horizonte en el que las tecnologías digitales, “especialmente Internet, hacen posible un mundo más rico de relaciones humanas, de perpetuación de las diferentes culturas, de democratización del conocimiento y más transparentemente ético”.
El ministro de cultura brasileño sostiene que hemos llegado a este punto de esperanza “porque militantes de la cultura libre empezaron a ver el ordenador como un instrumento revolucionario de transformación social y cultural”, porque el mundo actual en su dimensión digital tiene su punto de partida en un movimiento libertario de contracultura”.(...)
No han faltado en el discurso de Gilberto Gil guiños a los modelos alternativos de gestión de los derechos de autor, con especial mención a las licencias de Creative Commons, herederas de la filosofía abierta del software libre y que animan a los creadores a compartir información y conocimiento en cualquier formato. Y con el acceso a la información viaja el acceso a las tecnologías por las que ésta viaja. “Pienso en un amplio movimiento nacional e internacional para diseminar la cultura libre a través del software libre, con el abaratamiento del hardware, con la creación de lugares públicos de acceso WiFi a Internet, con la globalización del conocimiento, la defensa de la diversidad cultural…”
Tampoco ha dejado pasar Gil la oportunidad de recordar que la cuestión del gobierno de Internet sigue pendiente, exigiendo un modelo de gestión en el que estén presentes “los principios de multilateralismo, transparencia y democracia”. En un discurso leído en portugués con un tono siempre apasionado, el ministro brasileño concluía declarándose “ciudadano brasileño y ciudadano del mundo, ministro del cultura y músico” que trabaja en “todo lo que conforma mi existencia sobre la ética hacker”.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal