martes, 22 de enero de 2008

Verguenza eterna


La bolsa cae en picado, estamos en supermegacampaña electoral, Bush fue a Israel a ver si podía hacer algo para la solucionar problemas en la zona, Esperanza Aguirre no cree que Gallardón se retire de la política, Zarkozy está enamorado de Carla, y ¡por fin!, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, autorizó la entrada de medicamentos y fuel para producir electricidad en Gaza.

El primer ministro israelí Ehud Olmert, había dicho "Mientras nuestros civiles se vayan a dormir con miedo, que se levanten con miedo y con miedo manden sus hijos a la escuela, no será cómoda la vida de los palestinos en Gaza, y si no tienen gasolina, por mí que anden a pie".

Tengo una amiga que siempre dice: Hay dos problemas de los que continuamente he oído hablar desde que nací, la herencia de mis abuelos y la guerra palestino-israelí. Y cumplió ya los cincuenta hace un año.

No puedo menos que rendir mi minúsculo y austero homenaje a los que sufren esta guerra sin fin. Porque hay inocentes en ambos bandos, es necesario decirlo aunque parezca redundante. Los intereses espurios que devienen de las decisiones tomadas tras la II Guerra Mundial y por los que la víctima se convirtió en verdugo, es una vergüenza para nuestra especie.
©Teresa C. B.©

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo opino como tú, los israelíes deben dejarse masacrar sin hacer nada.

23 de enero de 2008, 15:54  
Blogger TCB ha dicho...

"No puedo menos que rendir mi minúsculo y austero homenaje a los que sufren esta guerra sin fin. Porque hay inocentes en ambos bandos, es necesario decirlo aunque parezca redundante. Los intereses espurios que devienen de las decisiones tomadas tras la II seGuerra Mundial y por los que la víctima se convirtió en verdugo, es una vergüenza para nuestra especie."
No leíste bien ANÓNIMO(ambos bandos, intereses espurios). Relee y quizá concluyas que esto nunca debería haber sucedido e incluso se podía haber evitado. A los que tienen la solución, no les interesa porque es una buena fuente de ingresos (armas incluídas) a pesar de la sangre que derrama, con el dominio de un Estado sin declarar como propio pero desde donde controla el petróleo y el agua de la zona. Lo sé yo y hasta los gatos. Y tú.

23 de enero de 2008, 16:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal