domingo, 14 de octubre de 2007

¿Cómo lee Google?

Redacción cordoba

Con el auge de los entornos colaborativos y los blogs, cada vez son más los usuarios que se animan a diseñar y programar sus propias páginas. Si bien armar un sitio web puede parecer algo simple gracias a las plataformas disponibles en la Red, para hacerlo correctamente conviene entender cómo funcionan los buscadores.

A la hora de encontrar cualquier tipo de información en Internet, la mayoría de los usuarios utilizan Google. Se trata de un motor de búsqueda con una gran base de datos, cuya función principal es la de indexar páginas según su contenido. Así, el sistema almacena la información relevante de cada página, como dirección url, palabras clave, fechas de actualización o tamaño de los archivos que la componen.

Para encontrar datos, Google empieza su recorrido por las páginas que ya están indexadas, las cuales a su vez contienen enlaces. Dichos enlaces son seguidos por el buscador y, de este modo, el sistema reconoce antiguos y nuevos sitios: si el vínculo pertenece a una página ya indexada simplemente se actualiza la referencia y si es nueva se la agrega.

Aquellos sitios recientemente publicados que no están enlazados por otras páginas deben agregarse directamente al índice de Google. Esto lleva tiempo ya que el famoso buscador siempre esta ocupado haciendo revisiones de miles de páginas. Por ende, es más fácil que Google encuentre un sitio nuevo si su creador lo enlaza a una web ya indexada.

Uno de los datos más relevantes es que el buscador lee cada archivo casi del mismo modo en que lo hacen los programadores de páginas, aunque el sistema le da especial importancia a cada una de las etiquetas (es decir, los tags html como , por ejemplo) y su contenido. Por esta razón, para que un sitio tenga éxito en Internet y los usuarios puedan llegar a él a través de los buscadores, vale la pena tener en cuenta los siguientes consejos, algunos de ellos publicados en el sitio especializado Tensai web.

Etiquetas bien escritas. Si son duales conviene utilizar los tags y sino .

Imágenes bien descritas. Agregar una breve descripción de la imagen dentro de la etiqueta (descripción breve de la imagen) servirá para que esos archivos aparezcan fácilmente en las búsquedas de Google.

Enlaces textuales. Lo cual significa usar texto. Google no seguirá vínculos que tengan dentro una imagen, tampoco puede seguir enlaces dentro de animaciones flash o llamadas por código javascript.

Destacar contenidos. Aquella información relevante que forme parte de los contenidos de una página debería aparecer entre etiquetas como o . Además, el usuario tendría que titular los textos usando los h1, h2, h3, según su jerarquía. Esto es importante porque a la hora de analizar las páginas, Google prioriza los títulos antes que el resto d elas etiquetas.

Más palabras. A Google le resulta más práctico leer palabras antes que imágenes.

No hay que sobrecargar las páginas con código css incrustado ni tampoco javascript. Por ejemplo,

Lorem...


será mucha carga para google, incluso corres peligro de que si te equivocas al escribirlo puede aparecer como texto para google, sería mucho más apropiado usar

Lorem..., agregar los estilos en un archivo .css exterior y de forma similar manejar los eventos en un archivo .js exterior.

Actualizado: sábado 13 de octubre de 2007.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal