domingo, 12 de agosto de 2007

Mi puesto de estudio. Verano 2007

Con el ordenata portátil prestado por Pepitomanué y sin conexión a internet. Con el boligrafodisco (pendrive) subiendo por la tardenoche a casa de mi cuñada vikinga que tiene conexión wifi para confirmar o recoger material, direcciones, leer el correo y el foro de la Uni, trasnochando largo un par de veces. Los libros de la universidad, otros y los artículos y material que imprimí antes de venir. Así hice el trabajo sobre Software Libre (SL). Artesanía pura. (Y dura).
Frío, madrugones y forro polar hasta casi el día de Santiago. Mi hermana Nena observa, cocina, trabaja fuera de la casa, sale a los recados con su chico, me cuida. Siempre alerta, siempre amable, siempre querida. Después playa, SL, hospital, más SL, pulpo, más SL, amigos, más SL, familia, más SL, más hospital, más SL, Ana y sus amigos, mas SL. Hasta el 1º de agosto que entregué el trabajo.
Volvió algo de fresquete, y con él, Eduardo desde Holanda pasando por Madrid, Cantabria y Goián. Más pulpo, algo de playa, hospital y paseos por Coruña y Santiago. Queso, tomates y as patacas de las vecinas, pimientos de Padrón, Albariño, Ribeiro xoven, augardente, bolla de nata. Limones y chimichurri de yerbaluisa de Celia y huevos de culo de gallina de Juan.
Todo al coche, las fotos en el pincho, y el trabajo de SL, también. En el km 303, un bocata de cecina con aceite y el excepcional y dulce encanto de la compañía de mi hijo.

Otra vez Madrid. Ana no está ni estará. Mañana a traballar.

La vida, como la mente, jamás deja de vibrar. Hasta que acabe, se estropee, se pierda o se marche.
©Teresa C. B.©

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal