sábado, 18 de agosto de 2007

La otra cara del 'boom' de los biocombustibles


Viñeta:Pedro Mendez Suarez

08/08/2006 - elmundo.es - EFE/LONDRES.- Para que los coches se muevan sin combustibles fósiles quizá sea necesario convertir en un lujo alimentos como la margarina. Los planes de algunos gobiernos europeos de promover el uso de biocombustibles pueden dar lugar a un fuerte incremento del precio e incluso una escasez de ciertos bienes, como los aceites vegetales, según el fabricante de productos alimentarios Unilever.
La crisis de Oriente Próximo ha vuelto a los europeos mucho más vulnerables a la subida del precio del petróleo y ha llevado a la Comisión Europea a elaborar planes para aumentar la proporción de biocombustible, desde el 0,8% actual hasta el 5,75% del total en 2010.
Mientras, los aceites vegetales, que representan la mitad del costo de producir un bote de margarina, han aumentado su precio desde enero un 30%.
El precio de la colza, importante ingrediente en la fabricación de margarina, ha aumentado entre un 50% y un 80% en el último año. A su vez, el aceite de palma, utilizado tanto en la alimentación como en la cosmética, se ha encarecido un 20% en sólo dos meses, después de que se anuncias que Malasia e Indonesia proyectan dedicar a biocombustible un 40% de su cosecha.
¿Cambio adecuado?
El creciente uso de aceites vegetales como la colza o el aceite de palma en la producción de combustibles para vehículos de motor puede provocar que muchos consumidores los sustituyan por grasas animales, menos saludables, como la mantequilla, según ha recogido 'The Times' en relación a esta advertencia.
Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) citadas por el periódico británico indican que Europa tendría que reconvertir más de un 7% de sus tierras cultivables para aumentar un 10% la proporción de biocombustible utilizado para el transporte por carretera.
El vicepresidente de Unilever, Alan Jope, teme consecuencias indeseadas de esa evolución. "Para cumplir las cuotas actuales de la UE se necesitaría entre un 50% y un 80% de la producción de colza, con lo que podría haber escasez de oferta", ha señalado Jope.
En el informe, el fabricante de productos alimentarios no se opone en principio a los biocombustibles. Jope ha subrayado que le gustaría ver dedicados mayores esfuerzos al desarrollo de nuevas tecnologías capaces de transformar en combustible la paja y las astillas de madera, que tienen menos impacto en la cadena alimentaria.

La industria alimentaria anuncia subidas de un 20% en el pan, leche y huevos. elmundo.es - 31/07/2007

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal